JORNADA DE LUCHA DE SAT Y CGT EN GRANADA

En la mañana de ayer miércoles, unas treinta personas, militantes y simpatizantes de los sindicatos SAT y CGT, recorrieron las principales calles del centro de Granada, realizando diversas ocupaciones simbólicas en algunas instituciones, públicas y privadas, relacionadas de una u otra manera con   la generación y consolidación de la crisis capitalista, así como con los recortes sociales y laborales impulsados por el gobierno contra los trabajadores y trabajadoras.

El objetivo de esta reivindicativa jornada de lucha no era otro que el concienciar a la ciudadanía granadina de cara a los próxima Huelga General del 29 de Septiembre, señalando directamente a aquellas instituciones, como los bancos o los poderes públicos gubernamentales, como responsables directos, y grandes beneficiados, de la situación tan dramática a la que los trabajadores y trabajadoras de Andalucía tienen que hacer frente en la actualidad, con unos índices de desempleo que rozan el 30% de la población activa, con personas que están perdiendo sus viviendas cada día por no poder hacer frente al pago de las hipotecas,  con un aumento considerable de los índices de pobreza en la Comunidad, amén de otras muchas circunstancias directamente relacionadas con todo lo anterior.

Ocupaciones pacíficas, reivindicativas e informativas

Las ocupaciones se sucedieron a lo largo de toda la mañana, desde las 10:00 hasta bien pasadas las 14:00. Cada acto consistió en una invasión pacífica y reivindicativa de una serie de lugares, simbólicamente signiticativos, que previamente habían sido seleccionados por los convocantes de la movilización. Mientras un grupo de personas se quedaba en las puertas de los edificios en cuestión sujetando una gran pancarta de llamamiento a la Huelga General de la próxima semana, otro grupo de personas se introducía hasta el interior de los inmuebles para repartir panfletos informativos entre los presentes, así como para dar una serie de charlas explicativas acerca de los motivos que han llevado a la sociedad andaluza a la situación de crisis en la que se encuentra en la actualidad, además de apuntes concretos sobre el papel desempeñado, en el auge y consolidación de la crisis, por cada una de las instituciones ocupadas, todas ellas, como se verá, implicadas de una u otra manera en la generación de la crisis y sus consecuencias sociales .

La banca y los poderes públicos, principales objetivos

La jornada comenzó con la ocupación del Rectorado de la Universidad de Granada, donde se realizó una denuncia de la implantación forzada y antidemocrática del Plan Bolonia, con la consecuente privatización de la Universidad que tal hecho está conllevando. Posteriormente, los manifestantes se desplazaron hasta la sede del Ministerio de Hacienda, y a la sede la Delegación de la Junta de Andalucía en la ciudad nazarí. En ambos casos se realizó una denuncia pública del papel que las autoridades gubernamentales, tanto españolas como andaluzas, están jugando en esta crisis, dando apoyo a las medidas presentadas por el capital, mientras   dan la espalda a los intereses de los trabajadores y trabajadoras que dicen representar.

Posteriormente, la jornada continuó con una parada frente a la sede de una conocida Empresa de Trabajo Temporal (ETT)  de la ciudad, en denuncia de las condiciones laborales a las que tales empresas someten a las personas que se acercan hasta ellas, usualmente al encontrarse en situación desesperada, en demanda de un empleo con el que poder salir hacia adelante, además de, por supuesto, realizar también una denuncia pública por el trato de favor que la nueva reforma laboral pretende brindar a estas empresas esclavistas del siglo XXI.

El plato fuerte de la mañana llegó con la ocupación de cinco céntricas sucursales bancarias en las inmediaciones de Gran Vía, una de las calles más transitadas de la ciudad. Desde una sucursal de Unicaja, hasta una sede de La Caixa, pasando por un Banesto, un Banco Santander y la sucursal principal de la Caja de Granada en la capital, fueron ocupadas pacíficamente por los manifestantes. Además de repartir información de la Huelga General a los presentes, en cada una de las ocupaciones se fueron desentrañando, para conocimiento de todos, los entresijos obscuros de las relaciones establecidas entre los políticos españoles y los banqueros, así como el papel fundamental desempeñado por la banca privada en la generación de la actual crisis económica internacional, para terminar reclamando la necesidad urgente de una banca pública que acabe de una vez y para siempre con los desmanes del capital.

La Capitanía General del Ejército Español en la ciudad, donde se denunció el gasto militar desmedido en tiempos de crisis, y se demandó que se haga un uso en gastos sociales del dinero público destinado para tales efectos, el Ayuntamiento de Granada, donde se gritaron consignas a favor de la Huelga General y contra el gobierno del Partido Popular en la ciudad, y  una franquicia de la cadena de ropa “Zara”, de la multinacional española Inditex, donde se denunció el trato que dicha multinacional explotadora da a sus trabajadores y trabajadoras en el llamado Tercer Mundo, fueron las siguientes paradas realizadas por los presentes en la marcha.

Ya casi para finalizar la jornada de lucha, los manifestantes se trasladaron hasta una sede del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), antiguo INEM, curiosamente, y no por casualidad obviamente, el lugar más concurrido de todos por cuantos se fueron pasando con anterioridad. Allí se denunció el alto desempleo existente en Andalucía, se dialogó con los presentes, y se explicaron las razones por las que al capitalismo no le interesa, ni le interesará nunca, que exista pleno empleo, siendo, pues, el desempleo un factor estructural necesario dentro del capitalismo. Igualmente, se hizo un llamamiento a la lucha, la organización y la movilización obrera para acabar de una vez y para siempre con esta lacra del desempleo que tanto daño causa a las personas que lo sufren.

Finalmente, las movilizaciones terminaron con una concentración frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Andalucía, lugar ya habitual de las concentraciones del SAT en Granada, donde representantes del sindicato nacionalista, así como miembros de CGT, leyeron sendos comunicados y animaron a secundar las movilizaciones programadas en conjunto por ambos sindicatos para el próximo 29 de Septiembre, antes de dar por finalizada la jornada con el canto, puño en alto, del himno de Andalucía.

Con escolta, pero sin ningún incidente significativo

Destacar, por otro lado, el ambiente completamente pacífico y reivindicativo en el que se fueron desarrollando las sucesivas ocupaciones programadas, sin tener que reseñar ningún incidente de interés, a pesar de que una furgoneta completa de agentes antidisturbios de la Policía Nacional Española acompañó la marcha de los manifestantes desde un primer momento, y hasta el final de la jornada de lucha. La polícía no se disolvió hasta que el último manifestante no había abandonado la  protesta.

Se puede decir, de alguna manera, que los señores agentes fueron unos integrantes más de  la jornada de lucha reivindicativa realizada en el día de ayer por las calles del centro de la ciudad de Granada. Algún panfleto informativo, naturalmente, se llevaron de recuerdo. Seguro que a la próxima también vienen….

Anuncios