COMUNICADO GRANAÍNO DEL SAT ANTE EL 1 DE MAYO

En el Día Internacional de la Clase Obrera, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as no podemos dejar de señalar que la crisis actual provocada y pilotada por los grandes capitales europeos y mundiales, tiene como objetivo aumentar el grado de explotación de las clases populares para engordar las tasas de ganancia del Capital.

 

La Unión Europea y el Estado español, están aplicándose a fondo en esa tarea, desmontando los antiguos “estados del bienestar” que mantuvieron a duras penas la paz social durante algunas décadas y construyendo a la par un estado policial para frenar la protesta social y el descontento creciente entre las clases populares.

 

El pueblo trabajador andaluz es uno de los pueblos que más gravemente está sufriendo las consecuencias, con más de un millón y medio de parados y con más de 300.000 familias en el umbral de la pobreza, se encuentra en una situación de emergencia social. Incluso las consultas por enfermedades mentales han aumentado en un 75% desde que empezó la crisis, a causa de la desesperación que estas situaciones generan.

 

El panorama no es mucho mejor para los que tienen un empleo según el informe sobre siniestralidad laboral de 2013, elaborado por el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo:
– 432 accidentes laborales mortales en el año 2013. Muere más de una persona al día en su empleo.
-Andalucía es donde se han producido mayor número de accidentes mortales, 61.

-También en Andalucía es donde se ha producido mayor incremento respecto al año pasado, 7.2%.

 

La juventud andaluza de hoy en día se enfrenta a grandes dificultades en su día a día. Al enorme paro juvenil, de casi 70%, se suma la falta de vivienda (aunque hay casi un millón de casas vacías), el recorte en servicios sociales como la educación, que se ha encarecido más aún, o la sanidad, que ya estamos empezando a pagar por duplicado. La única solución que se le plantea a la juventud andaluza es la que tuvieron nuestros padres y abuelos: la emigración a otras zonas del estado o del mundo.

 

Junto a la juventud, el sector más explotado en la crisis son las mujeres andaluzas. La brecha salarial ha aumentado y las condiciones de precariedad se han agravado, las andaluzas seguimos cobrando un salario inferior hasta en un 30% del que cobraría un varón en el mismo puesto de trabajo, mientras que nuestra tasa de desempleo es también un 4% mayor que la de los hombres (y 7 puntos superior para mayores de 25 años). Las sucesivas reformas laborales impuestas en Andalucía por el Estado español han provocado que nuestra precariedad laboral aumente, dificultando el acceso al trabajo en condiciones de dignidad e igualdad y obligándonos a trabajar en negro en la práctica. Especialmente en el campo, donde la crisis se ha dejado sentir de manera virulenta, azotando a las jornaleras que no pueden obtener el número mínimo de peonadas para cobrar el PER y que están soportando las peores condiciones laborales en las plantas de envasado. En la provincia de Granada hemos comprobado cómo en la campaña de la aceituna se ha discriminado a las mujeres que no consiguen jornales o la situación de explotación y de incumplimiento del convenio que sufren en la campaña del espárrago y del ajo, con jornadas de más de 12 horas diarias.

 

Por eso este 1º de mayo de 2014 tiene que ser el pistoletazo de salida para la conquista de nuestra tierra, nuestros medios de producción y nuestros derechos. Andalucía no será libre hasta que esto suceda y sólo lo conseguiremos con unidad, con constancia, con solidaridad y con la lucha obrera. ¡Luchemos por nuestros derechos como clase y nuestra dignidad como pueblo!

 

¡Viva la lucha Obrera!

¡Viva Andalucía libre y socialista!

¡Viva el 1º de mayo!

 

Anuncios