EL SAT- GRANADA ANTE LA RUPTURA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA EN LA HOSTELERÍA. APOYO A LA CONVOCATORIA DE HUELGA

En primer lugar, denunciamos la posición de la patronal hostelera como impresentable e injustificable, por su pretensión de hacer retroceder aún más los derechos laborales en el sector.

Las condiciones reales de trabajo para la inmensa mayoría del personal laboral del sector se encuentran muy por debajo de lo que dicta el Convenio vigente. Alarmantemente, bajo la excusa de la “crisis” se ha normalizado el trabajar bajo el incumplimiento del Convenio Colectivo. Se ha hecho frecuente, por ejemplo, trabajar más de ocho, nueve o diez horas diarias, no tener remuneración por las horas extras, no tener vacaciones, trabajar sin dar de alta en la Seguridad Social, etc. Todo esto sucede y no es por la crisis: Granada fue la provincia andaluza con mayor crecimiento turístico durante el 2013.

Pero la patronal no se conforma y ahora pide medidas tales como un aumento de hasta el 20% en materia de distribución irregular de la jornada, reducciones en materia de vacaciones y festivos, mayor movilidad funcional a voluntad de la empresa, mayor temporalidad en la contratación o una rebaja de hasta el 10% del salario base. Aún más, su propuesta “estrella” es liquidar el Convenio sectorial, mediante la aplicación de medidas introducidas por la última reforma laboral, para acogerse directamente al Estatuto de los Trabajadores (la ley general en materia laboral y que establece los derechos mínimos para todo el Estado y todos los sectores), según el cual el salario base pasaría a ser de ¡645 euros mensuales! Si la patronal se sale con la suya, muchas de las condiciones de trabajo que ahora son denunciables por la vía judicial, pasarán a ser legales, quedando la parte laboral completamente desprotegida ante la justicia. Y aún más, en algunos aspectos de primera magnitud, como el salarial, se sufrirá un drástico retroceso en la práctica, algo que no hará más que agudizar el drama que hoy viven muchas familias granadinas.

En segundo lugar, manifestamos nuestro total apoyo a la convocatoria de huelga para los días 29 de agosto, 4, 10 y 11 de septiembre,   hecha por CCOO y UGT, así como las movilizaciones previas que tendrán lugar desde el día 18 de agosto. Además, instamos a estas centrales a no dar un paso atrás mientras la patronal no renuncie a cualquier intento de recortar el más mínimo derecho laboral para el sector.

Por último, llamamos al conjunto de trabajadores y trabajadoras del sector a secundar las movilizaciones y la huelga, si finalmente esta es necesaria para defender nuestros derechos. Llamamos también a todos los sindicatos de clase y organizaciones afines a sumar su voz y su energía a esta lucha. Y convocamos a la ciudadanía en general a sumarse a la protesta, secundando las movilizaciones y dejando de consumir en las empresas hosteleras de la provincia durante los días de huelga. Porque lo que está en juego, más allá de las excusas, es que se dé un paso más en el ataque a los derechos sociales de la ciudadanía en beneficio de una élite corrupta.

¡EL CONVENIO DE HOSTELERÍA SE QUEDA! ¡NUESTROS DERECHOS NO SE TOCAN!

                                           ¡HUELGA GENERAL DE HOSTELERÍA!

Anuncios