EL SAT CONTRA EL ACOSO A LA DELEGADA DE LA SECCIÓN SIDNICAL EN EL CENTRO FERNANDO DE LOS RÍOS Y POR EL CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS LABORALES

De nuevo la patronal muestra su poca disposición a acatar la normativa laboral y a aceptar que los trabajadores y trabajadoras defendamos nuestros derechos. Así está sucediendo en el Centro de Menores Fernando de los Ríos (Cijuela). Tras la reincorporación a su puesto de trabajo el pasado 21 de octubre nuestra compañera y hoy Delegada de la Sección Sindical del SAT, la empresa ha emprendido una campaña salvaje de acoso y hostigamiento contra ella. La única razón para ello no es otra que la negativa de la dirección a acatar la Sentencia del Juzgado de los Social nº1, que tumbaba su despido anterior declarándolo como nulo, y condenando a la empresa a la readmisión.

El despido de la compañera, que trabaja como educadora en el Centro, sobrevino después de que “se atreviera” a denunciar las infracciones que se cometían en el Centro en materia de normativa laboral. Unas infracciones que no sólo atentaban contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras, sino que además ponía en peligro el desempeño de las funciones del Centro, responsable de velar por la seguridad y educación de los menores. La compañera, respaldada por su sindicato, denunció el incumplimiento reiterado de las tablas salariales, el abandono del personal que había sido previamente subrogado y la modificación injustificada e ilegal de las condiciones de trabajo.

La respuesta de la Dirección fue el despido. La falta de responsabilidad y el mal hacer de esta, llegó hasta el punto de acusar a la compañera de conducta xenófoba y racista para con los menores, poniendo aun más en peligro la convivencia dentro del centro con el sólo objetivo de deshacerse de una trabajadora “molesta”. La treta de la Dirección fue puesta al descubierto durante el proceso judicial. Y finalmente, después de un año, la sentencia daba la razón a la compañera declarando el despido como NULO. En la misma, se llegaba a reconocer que los escritos de denuncia en los que la Dirección se basó habían sido elaborados por invitación de la propia Dirección.

Con la reincorporación de nuestra compañera a su puesto de trabajo, se descubre tristemente que la empresa está dispuesta a todo para no acatar la sentencia y seguir vulnerando los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Ahora, la nueva estrategia es la del acoso. Así quiere el Sr. Director quitarse de en medio a una trabajadora ejemplar cuya única falta ha sido reclamar sus derechos. El Sr. Director que presume de su talante progresista en público, pero que en el Centro que gestiona pisotea los derechos de los más débiles.

El SAT inicia una campaña para denunciar públicamente las prácticas de acoso contra nuestra compañera y exigir su cese inmediato, la normal reincorporación de nuestra compañera a su puesto y el cumplimiento definitivo de la normativa laboral vigente. También, este sindicato señala a la Junta de Andalucía como responsable última del Servicio y quien lo financia con dinero público, y reclama su implicación en la resolución del conflicto. Las administraciones públicas tampoco pueden mirar hacia otro lado cuando con el dinero de todos y todas se financian prácticas lesivas para los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y que ponen en peligro a menores por los que la sociedad debe velar, tal y como está sucediendo en el Centro Fernando de los Ríos.

¡BASTA DE ACOSO A LA DELEGADA DEL SAT EN EL CENTRO FERNANDO DE LOS RÍOS!

¡NUESTRA COMPAÑERA NO ESTÁ SÓLA! ¡NOS TOCAN A UN@, NOS TOCAN A TOD@S!

Anuncios