LOS TRABAJADORES/AS DE GLOVO, DELIVEROO, UBER EATS, ETC. PASAN A LOS CONVENIOS DE HOSTELERÍA

LOS TRABAJADORES/AS DE GLOVO, DELIVEROO, UBER EATS, ETC. PASAN A LOS CONVENIOS DE HOSTELERÍA

deliveroo ciclista

En virtud de la Resolución de 19 de marzo de 2019, de la Dirección General de Trabajo, por la que se registran y publican los acuerdos de modificación y prórroga del V Acuerdo Laboral de ámbito estatal para el sector de Hostelería (ALEH), los repartidores de comida a domicilio pasan a formar parte de los convenios de Hostelería y abandonan el “limbo legal” en el que se encontraban al no ser considerados personal laboral del sector. También se incluyen actualizaciones que afectan a camareros/as de discotecas y pubs, escanciadores de sidra, etc. (puedes descargar la disposición entera al final del artículo).

El colectivo de repartidores de comida a domicilio ha sido incluido en el Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería (ALEH), cuya ampliación de vigencia se ha prorrogado hasta diciembre de 2020, según una orden de la Dirección General de Trabajo publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 29 de marzo del 2019.

La principal novedad de la ampliación del acuerdo, publicado el pasado viernes en el BOE, ha sido la introducción en el ámbito funcional del ALEH de los repartidores de comida a domicilio, “a pie o en cualquier tipo de vehículo que no precise autorización administrativa establecida por la normativa de transporte, como prestación de servicio propio del establecimiento o por encargo de otra empresa, incluidas las plataformas digitales o a través de las mismas”.

A partir de ahora: “Se incluyen en el sector de hostelería las empresas, cualquiera que sea su titularidad y objeto social, que realicen en instalaciones fijas o móviles, ya sea de
manera permanente, estacional o temporal, actividades de alojamiento de clientes
en hoteles, hostales, residencias, viviendas comercializadas con fines turísticos,
apartamentos que presten algún servicio hostelero, balnearios, albergues,
pensiones, moteles, alojamientos rurales, centros de camping y, en general, todos
aquellos establecimientos que presten servicios de hospedaje a clientes;
asimismo, se incluyen las empresas que presten actividades de servicio de comida
y bebida para su consumo por el cliente, en restaurantes, catering, comedores
colectivos, cadenas de restauración moderna; locales de comida rápida: pizzerías,
hamburgueserías, bocadillerías, creperías; cafés, bares, cafeterías, cervecerías,
tabernas, freidurías, chiringuitos de playa, pubs, terrazas de veladores, quioscos,
cruasanterías, heladerías, chocolaterías, locales de degustaciones, salones de té,
«cibercafés», gastrobares, kebabs, ambigús, salas de baile o discotecas, cafés-
teatro, tablaos, billares y salones recreativos, así como los servicios de comidas o
bebidas en casinos de juego y bingos. Igualmente estará incluido el servicio de
reparto de comidas elaboradas o preparadas y bebidas, a pie o en cualquier tipo
de vehículo que no precise autorización administrativa establecida por la
normativa de transporte, como prestación de servicio propio del establecimiento o
por encargo de otra empresa, incluidas las plataformas digitales o a través de las
mismas.
La citada relación no es exhaustiva, por lo que es susceptible de ser ampliada
o complementada con actividades no incluidas en ella que figuren en la
Clasificación Nacional de Actividades Económicas actual o futura. La inclusión, en
su caso, requerirá pacto previo de la Comisión negociadora de este Acuerdo.»

modificación y prórroga del V Acuerdo Laboral de ámbito estatal para el sector de Hostelerí

Anuncios

Permiso por paternidad. Ampliación de derechos.

Permiso por paternidad. Ampliación de derechos.

Después de la publicación del Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación,con efectos de 1 de abril de 2019 se producirá la ampliación del permiso de paternidad a 8 semanas, fijándose un incremento paulatino hasta las 16 semanas en 2021 (art. 48 ET)

padre hijo

Ampliación del permiso de paternidad.

Tras la modificación de los apdos 4, 5, y 6 del art. 48 ET, se establece una aplicación paulatina en el incremento de los permisos en ellos regulados de la siguiente forma:

Con efectos de 01/04/2019

El permiso de paternidad se amplía de 5 a 8 semanas.

a) En el caso de nacimiento:

1.- La madre biológica disfrutará completamente de los periodos de suspensión.

2.- El otro progenitor contará con un periodo de suspensión total de ocho semanas, de las cuales las dos primeras, deberá disfrutarlas de forma ininterrumpida inmediatamente tras el parto.

3.- La madre biológica podrá ceder al otro progenitor un periodo de hasta cuatro semanas de su periodo de suspensión de disfrute no obligatorio. El disfrute de este periodo por el otro progenitor, así como el de las restantes seis semanas, se adecuará a lo dispuesto en el artículo 48.4 ET.

b) En el caso de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento:

1.- Cada progenitor dispondrá de un periodo de suspensión de seis semanas a disfrutar a tiempo completo de forma obligatoria e ininterrumpida inmediatamente después de la resolución judicial por la que se constituye la adopción o bien de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento.

2.- Junto a las seis semanas de disfrute obligatorio, los progenitores/as podrán disponer de un total de doce semanas de disfrute voluntario que deberán disfrutar de forma ininterrumpida dentro de los doce meses siguientes a la resolución judicial por la que se constituya la adopción o bien a la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento, de conformidad con lo previsto en el artículo 48.5 ET.

3.- Cada progenitor podrá disfrutar individualmente de un máximo de diez semanas sobre las doce semanas totales de disfrute voluntario, quedando las restantes sobre el total de las doce semanas a disposición del otro progenitor. Cuando los dos progenitores que ejerzan este derecho trabajen para la misma empresa, ésta podrá limitar el disfrute simultáneo de las doce semanas voluntarias por razones fundadas y objetivas, debidamente motivadas por escrito.

 Con efectos de 01/01/2020

El permiso de paternidad se amplía de 8 a 12 semanas.

a) En el caso de nacimiento:

1.- El otro progenitor contará con un periodo de suspensión total de doce semanas, de las cuales las cuatro primeras deberá disfrutarlas de forma ininterrumpida inmediatamente tras el parto.

2.- La madre biológica podrá ceder al otro progenitor un periodo de hasta dos semanas de su periodo de suspensión de disfrute no obligatorio El disfrute de este periodo por el otro progenitor, así como el de las restantes ocho semanas, se adecuará a lo dispuesto en el artículo 48.4 ET.

b) En el caso de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento:

1.- Cada progenitor dispondrá de un periodo de suspensión de seis semanas a disfrutar a tiempo completo de forma obligatoria e ininterrumpida inmediatamente después de la resolución judicial por la que se constituye la adopción o bien de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento.

2.- Junto a las seis semanas de disfrute obligatorio, los progenitores/as podrán disponer de un total de dieciséis semanas de disfrute voluntario que deberán disfrutar de forma ininterrumpida dentro de los doce meses siguientes a la resolución judicial por la que se constituya la adopción o bien a la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento, de conformidad con lo previsto en el artículo 48.5 ET.

3.- Cada progenitor podrá disfrutar individualmente de un máximo de diez semanas sobre las dieciséis semanas totales de disfrute voluntario, quedando las restantes sobre el total de las dieciséis semanas a disposición del otro progenitor. Cuando los dos progenitores que ejerzan este derecho trabajen para la misma empresa, ésta podrá limitar el disfrute simultáneo de las dieciséis semanas voluntarias por razones fundadas y objetivas, debidamente motivadas por escrito.

Con efectos de 01/01/2021.

El permiso de paternidad se amplía de 12 a 16 semanas.

Cada progenitor disfrutará de igual periodo de suspensión del contrato de trabajo durante dieciséis semanas, incluyendo seis semanas de permiso obligatorio para cada uno de ellos, siendo de aplicación íntegra la nueva regulación dispuesta en el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo.

a) En el caso de nacimiento:

1. El nacimiento, que comprende el parto y el cuidado de menor de doce meses, suspenderá el contrato de trabajo de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa, para asegurar la protección de la salud de la madre.

2. El nacimiento suspenderá el contrato de trabajo del progenitor distinto de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa, para el cumplimiento de los deberes de cuidado previstos en el artículo 68 del Código Civil.

3.- La suspensión del contrato de trabajo, transcurridas las primeras seis semanas inmediatamente posteriores al parto, podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o de jornada parcial, previo acuerdo entre la empresa y la persona trabajadora, y conforme se determine reglamentariamente.

b) En el caso de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento:

1.- La suspensión tendrá una duración de dieciséis semanas para cada adoptante, guardador o acogedor. Seis semanas deberán disfrutarse a jornada completa de forma obligatoria e ininterrumpida inmediatamente después de la resolución judicial por la que se constituye la adopción o bien de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento.

2.- Las diez semanas restantes se podrán disfrutar en períodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, dentro de los doce meses siguientes a la resolución judicial por la que se constituya la adopción o bien a la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento. En ningún caso un mismo menor dará derecho a varios periodos de suspensión en la misma persona trabajadora. El disfrute de cada período semanal o, en su caso, de la acumulación de dichos períodos, deberá comunicarse a la empresa con una antelación mínima de quince días. La suspensión de estas diez semanas se podrá ejercitar en régimen de jornada completa o a tiempo parcial, previo acuerdo entre la empresa y la persona trabajadora afectada, en los términos que reglamentariamente se determinen.

3.- En los supuestos de adopción internacional, cuando sea necesario el desplazamiento previo de los progenitores al país de origen del adoptado, el periodo de suspensión previsto para cada caso en este apartado, podrá iniciarse hasta cuatro semanas antes de la resolución por la que se constituye la adopción.

4.- Este derecho es individual de la persona trabajadora sin que pueda transferirse su ejercicio al otro adoptante, guardador con fines de adopción o acogedor.

padre hijo 2

Durante todo el periodo transitorio ( general).

a) La persona trabajadora deberá comunicar a la empresa, con una antelación mínima de quince días, el ejercicio de este derecho en los términos establecidos, en su caso, en los convenios colectivos.

b) Cuando los dos adoptantes, guardadores o acogedores que ejerzan este derecho trabajen para la misma empresa, ésta podrá limitar el disfrute simultáneo de las diez semanas voluntarias por razones fundadas y objetivas, debidamente motivadas por escrito.

c) En el supuesto de fallecimiento del hijo o hija, el periodo de suspensión no se verá reducido, salvo que, una vez finalizadas las seis semanas de descanso obligatorio, se solicite la reincorporación al puesto de trabajo.

d) Este derecho es individual de la persona trabajadora sin que pueda transferirse su ejercicio al otro progenitor.

De manera transitoria.

En tanto no se produzca la total equiparación en los periodos de suspensión de ambos progenitores, y en el periodo de aplicación paulatina, el nuevo sistema se aplicará con las siguientes particularidades:

a) En caso de fallecimiento de la madre biológica, con independencia de que ésta realizara o no algún trabajo, el otro progenitor tendrá derecho a la totalidad de 16 semanas de suspensión previstas para la madre biológica de conformidad con el artículo 48.4 ET.

b) En el caso de nacimiento, el otro progenitor podrá seguir haciendo uso del periodo de suspensión inicialmente cedido por la madre biológica aunque, en el momento previsto para la reincorporación de la madre al trabajo, ésta se encuentre en situación de incapacidad temporal.

c) En el caso de que un progenitor no tuviese derecho a suspender su actividad profesional con derecho a prestaciones de acuerdo con las normas que regulen dicha actividad, el otro progenitor tendrá derecho a suspender su contrato de trabajo por la totalidad de 16 semanas, sin que le sea aplicable ninguna limitación del régimen transitorio.

d) En los supuestos de adopción, de guarda con fines de adopción y de acogimiento, de acuerdo con el artículo 45.1.d) ET, en caso de que ambos progenitores trabajen, el periodo de suspensión se distribuirá a opción de los interesados, que podrán disfrutarlo de forma simultánea o sucesiva, dentro de los límites de disfrute compartido establecidos para cada año del periodo transitorio. Los periodos a los que se refieren dichos apartados podrán disfrutarse en régimen de jornada completa o a tiempo parcial, previo acuerdo entre los empresarios y los trabajadores afectados, en los términos que reglamentariamente se determinen.

Cuadros- esquema.

(Fuente: IBERLEY . Colex.)

 

Screenshot_20190401_120041

 

Screenshot_20190401_120106

CRÓNICA SOBRE LA MESA REDONDA “ARQUEOLOGÍA PROFESIONAL Y LA PROFESIÓN ARQUEOLÓGICA”

CRÓNICA SOBRE LA MESA REDONDA “ARQUEOLOGÍA PROFESIONAL Y LA PROFESIÓN ARQUEOLÓGICA”

37195275_1785852394835215_1383314687214485504_o

(Pincha arriba para ver el vídeo)

El día 26 de febrero del año 2019, se realizó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada. A ella asistieron un considerable número de participantes, que junto a los conferenciantes (Nacho Muñiz, miembro de la CNT-Córdoba y de Arqueología a contracorriente; Lourdes López, miembro del CRAS y de Arqueología a contracorriente; Antonio Morgado, miembro de Arqueología a contracorriente y profesor titular; Eva Alarcón, profesora titular de la Universidad y Mario Ramos, estudiante del grado de Arqueología) fueron actores de un debate intenso acerca de la profesionalización de la arqueología, donde aparecieron otras cuestiones que constituyen males endémicos de lo que hemos venido en llamar “arqueología al servicio de la pala excavadora”.

La mesa redonda comenzó una muy interesante aportación que realizó Nacho, acerca de la experiencia sindical al respecto de la arqueología. Bajo la época de bonanza económica se dieron las condiciones que posibilitaron la creación una sección sindical con la CNT, que con gran esfuerzo, sacó adelante una cantidad de trabajo inconmensurable, en beneficio de los trabajadores arqueólogos. Dicho trabajo, como el propio Nacho señala, se vino abajo con la crisis, quedando la situación un poco estancada. En segundo lugar, Lourdes nos trajo a colación la situación postcrisis de la arqueología, es decir, en la actualidad, y cómo su transformación nos conduce hacia la misma situación, en donde la profesionalización se hace necesaria como base para un profundo, y necesario, cambio en el rumbo de la profesión. Por otra parte, Antonio, manifestó una realidad endémica que atañe a la universidad, y desde la cual no se da ninguna clase de pasos hacia el ya mencionado (y, recordemos, necesario) cambio que ha de darse, denunciando las prácticas poco honorables por parte de algunos individuos. Tras su intervención, Eva puso de relieve otra de las grandes problemáticas de la Arqueología, como es el caso de la mujer, donde el mundo machista y patriarcal en el que vivimos extiendo sus garras hasta cualquier ámbito de la investigación. Finalmente, Mario, en calidad de estudiante, expuso una situación apartada de las problemáticas en torno a las que gira la profesión, que es la situación del estudiantado y los cuadros de futuros arqueólogos, donde se reproducen lo peor de las actuales condiciones.

En definitiva fue un debate emocionante, donde las ideas surgieron y fluyeron entre actores que desean ser partícipes activos de una transformación, donde la arqueología y los arqueólogos y arqueólogas consigan dignidad y unas condiciones materiales decentes para vivir, además de un futuro para el patrimonio, el pasado de los pueblos del mundo.

arqueólogos

MANIFIESTO DE GRANADA POR LA DIGNIFICACIÓN DE LA PROFESIÓN
ARQUEOLÓGICA

ARQUEOLOGÍA PROFESIONAL Y PROFESIÓN ARQUEOLÓGICA

La Arqueología como profesión se encuentra actualmente ante un abismo del que no puede escapar. La situación actual, producto de una crisis, no solo económica, sino generalizada de la deficitaria organización de la Arqueología en España, se ha visto agravada. Ello es el resultado de, en el mejor de los casos, sus cimientos de barro, si bien en el peor ni siquiera existen. Su inexistencia se refleja incluso en cómo la universidad, donde se forman los/las profesionales, ve la existencia de ciertos profesores que manifiestamente indican la no creencia en la existencia de dicha profesión, llegando incluso a autoafirmarse como historiadores más que arqueólogos/as. Esto último refleja su hipocresía al formar parte de los nuevos grados de Arqueología.

En época de bonanza se desarrolló una Arqueología al amparo de la destructiva pala excavadora, que nos llevó a desatender nuestras responsabilidades profesionales de la auténtica naturaleza de la Arqueología, llegando a no preocuparnos ni por el reconocimiento de nuestra profesión ni por lo que significa la misma para la sociedad.

Por ello, aumentaron el número de excavaciones de urgencia, mal organizadas, financiadas y dirigidas, cuyo objetivo era el de liberar suelo al capital inmobiliario. Junto a esto, el auge de arqueólogos/as que han ejercitado una mala praxis en favor de la cartera de negocio ha sido el detonante del derrumbe de nuestro prestigio. La calidad de las empresas de Arqueología se medía en lo rápido y barato que se podía liberar el suelo de los problemas que generaban los yacimientos arqueológicos

Como se puede deducir, los problemas que acucian a la Arqueología son numerosos y de extrema gravedad, todos ellos derivados del no reconocimiento de la Arqueología como una profesión con fuertes bases éticas y de compromiso con el pasado. Podemos enumerar los siguientes problemas que asolan a la Arqueología profesional:

1. El intrusismo laboral, derivado del no reconocimiento como actividad profesional más allá del ámbito académico. Esta situación está provocada por un vacío en la legislación que la deja abierta a cualquier persona que curse estudios humanísticos, sin una adecuada formación. Se han de delimitar claramente los límites de la profesión arqueológica en aras de combatir el amateurismo, escasa formación e injerencia de personas con una visión sesgada de la Arqueología.

2. Voluntariado, promovido como forma de explotación laboral que priva a muchos de los graduados en Arqueología de un trabajo al existir mano de obra gratuita que sale de nuestras universidades.

3. No reconocimiento profesional. La situación laboral indigna a la que se ven sometidos los estudiantes y nuevos arqueólogos/as es intolerable, ya que incluso no obtienen reconocimiento de sus horas de excavación previas a la obtención de la titulación, por lo que se convierten en mano de obra gratuita y sin reconocimiento. Se habría de realizar un modelo alternativo de excavaciones financiadas por la Universidad dentro de un programa de prácticas para proteger tanto y reconocer la labor del estudiantado como dejar el campo laboral libre para aquellos que ya son profesionales.

4. La arqueología de pago como forma más brutal de la explotación y de las paupérrimas condiciones laborales de los arqueólogos. Ya no solo es que nos tengamos que pagar viaje y en algunos casos alojamiento y manutención, sino que si queremos excavar en determinados yacimientos debemos efectuar el pago de una “matrícula”. Estamos pagando por trabajar, lo que ya transciende más allá de la esclavitud.

5. Organización colectiva y sindical. Falta de concienciación entre los/as arqueólogos/as para organizarse y luchar colectivamente por sus derechos. Debido al no reconocimiento de nuestra profesión como tal, se nos imposibilita el derecho a sindicarnos y organizarnos para defender nuestros derechos

6. Competencia desleal. La escasa regulación redunda en fijar a la baja honorarios profesionales. Ante la falta de trabajo, existen presupuestos a la baja para al menos poder obtener un salario, en la mayoría indigno. Con el reconocimiento de la profesión se puede elaborar un convenio en el que se establezca un salario mínimo del arqueólogo, así como un presupuesto mínimo por el tipo de proyecto que preserve la calidad del trabajo. La competencia desleal también se manifiesta entre las propias empresas de arqueólogos/as y la concurrencia con ciertos arqueólogos universitarios instalados en una cómoda posición de privilegio (véanse como ejemplo, los recientes casos de la contratación de servicios ante las subvenciones públicas vinculadas con la memoria histórica).

chiste-humor-evolucion-prehistoria-forges-homo-sapiens

Medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y de hombres en el empleo y la ocupación.(BOE el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo).

Medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y de hombres en el empleo y la ocupación.(BOE el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo).

Medidas implantadas por el Real Decreto-ley 6/2019 de 1 de marzo
El pasado 1 de marzo de 2019 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y de hombres en el empleo y la ocupación.Su entrada en vigor es el día 8 de marzo de 2019, salvo para la ampliación del permiso de paternidad, y la consiguiente suspensión de contrato de trabajo, que entrará en vigor a partir del 1 de abril del presente año.

(Fuente: Autonomía Sur)

madre
Las principales medidas que ha implantado el Real Decreto mencionado son las siguientes:
CON RESPECTO A LA EQUIPARACIÓN DE LA SUSPENSIÓN DEL CONTRATO DEL
PROGENITOR DISTINTO DE LA MADRE BIOLÓGICA.
Se da nueva redacción al artículo 48 del Estatuto de los trabajadores, ampliando el permiso de paternidad a 16 semanas.
La forma de realizarse dicho disfrute será la siguiente:
-6 primeras semanas después del parto: Deberán disfrutarse de forma ininterrumpida y a jornada completa.
-Las 10 semanas restantes: Se podrán distribuir a voluntad del progenitor, pudiendo disfrutarse en períodos semanales de forma acumulada o interrumpida, jornada parcial o completa y desde la finalización de las 6 primeras semanas después del parto, hasta que el hijo cumpla 12 meses.
Es importante tener en cuenta que a la empresa se le deberá comunicar con un preaviso de 15 días,
la forma en que se va realizar el disfrute de las 10 semanas restantes del permiso de paternidad.Esta modificación se implantará de forma progresiva de la siguiente forma:
PERIODO DURACIÓN DISFRUTE
A partir del 1 de abril de 2019 8 semanas 2 semanas ininterrumpidas después del parto
A partir del 1 de enero de 2020 12 semanas 4 semanas ininterrumpidas después del parto
A partir del 1 de enero de 2021 16 semanas 6 semanas ininterrumpidas después del parto. Esta modificación también se aplica a la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público regulando la suspensión del contrato por nacimiento para el personal laboral al servicio de las Administraciones Públicas.
PLANES DE IGUALDAD EN LAS EMPRESAS
Con respecto a los Planes de Igualdad en las empresas, el artículo 45.2 de la Ley Orgánica 3/2007 establece la obligatoriedad de las mismas de elaborar y aplicar un plan de igualdad, siendo únicamente era obligatorio para las empresas con más de 250 trabajadores. Pues bien, de ahora en adelante será obligatoria esta implantación para todas aquéllas empresas que cuentan con más de 50 trabajadores.
El incumplimiento de esta obligación empresarial supondrá una infracción grave en virtud del artículo 7.13 de la LISOS.
CONCILIACIÓN DE LA VIDA FAMILIAR Y LABORAL
Se da nueva redacción al artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores, que regula la jornada de trabajo, fijando que será, a través de la negociación colectiva donde se establecerán los términos para el ejercicio del derecho a adaptar la jornada a las necesidades familiares. En el caso en que no haya negociación colectiva, continuará rigiendo el acuerdo individual entre la empresa y la persona trabajadora.
CUIDADORES NO PROFESIONALES DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE
DEPENDENCIA.
A partir del 1 de abril de 2019, se elimina la voluntariedad de este tipo de prestaciones, teniendo en todo caso que fijar convenios especiales que se regirán íntegramente por el Real Decreto 615/2017, de 11 de maro, por el que se regula la Seguridad Social de los cuidadores de las personas en situación de dependencia.
Es más aquéllos cuidadores que no tuvieran suscrito convenio especial, podrán solicitar la suscripción del mismo si acreditan que la persona que cuidan recibe prestación por dependencia.
PERIODO DE PRUEBA
Se añade al artículo 14.2 del Estatuto de los Trabajadores un nuevo párrafo por el que se incluye el caso de nulidad del despido en periodo de prueba cuando éste se produzca en relación al embarazo de la trabajadora.
CONTRATOS EN FORMACIÓN
Se añade como motivo de interrupción del contrato para la formación y el aprendizaje los supuestos de violencia de género.

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden.

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden.

pensionistas 1

A continuación ponemos a vuestra disposición un extenso análisis que nos llega desde Nou Barris (Barcelona) en el que se analiza la actual coyuntura, el movimiento reivindicativo, la actitud de partidos políticos y sindicatos apesebrados (CCOO y UGT), todo ello en relación con el movimiento en defensa de las pensiones.

Los ataques al sistema público de pensiones forma parte de la ofensiva que el capitalismo lanzó hace tiempo contra el llamado “Estado del bienestar”. En todo el mundo estamos asistiendo, con mayor o menor agresividad, a políticas que suponen un desmantelamiento de las conquistas y derechos que suponíamos sagrados. Se recorta la sanidad y la educación, se recortan los sueldos y los derechos laborales y finalmente se congelan las pensiones y se endurecen los derechos para acceder a ellas.
Hemos aceptado sin rechistar que nuestros hijos y nuestros nietos vivirán peor que nosotros. Y peor todavía, las nuevas generaciones, es decir, los que lo vivirán, aceptan sin inmutarse que cuando ellos lleguen a la edad de jubilarse, no tendrán ninguna pensión que les permita vivir dignamente. Siempre habíamos estado convencidos de todo lo contrario, de que las nuevas generaciones iban a vivir en un mundo mejor que el que nos ha tocado vivir. Pero ahora nos dicen que no es así, sino todo lo contrario.
Cuando preguntamos ¿porqué?, ¿Cuál es la causa de que las cosas sucedan de esta manera? Una corte de “sabios” y de “expertos” con cara compungida nos contesta que la causa de todo, es que nos estamos muriendo de éxito, que vivimos demasiado y demasiado bien, que nuestra sociedad no puede soportar tantas bocas improductivas y que hemos estirado más la mano que la manga. Que por el bien de todos, hemos de apretarnos del cinturón. Nuestros hijos y nuestros nietos no pueden ir a la universidad, y
si lo hacen deben responsabilizarse de los gastos. Y por supuesto, la sanidad pública tampoco está para fiestas, y que la solución está en la medicina privada, es decir, que no está de más que nos paguemos una mutua, para que podamos ir a la sanidad privada, que, como todo lo privado, es mejor y más eficaz que lo público.

pensionistas 2
¿Pensiones? Nos dicen que la única solución es que nos hagamos un plan privado de
pensiones, que el sistema público irá cada vez a peor. Que cada vez hay más pensionistas y menos gente trabajando, es decir, cotizando. Y si no te lo acabas de creer, la prensa y la televisión te bombardean cada día con los mismos mensajes. Y los partidos políticos que están en el Parlamento? Casi todos nos dicen lo mismo. De vez en cuando hacen “reformas”, para salvar el sistema público, pero claro, siempre hay que recortar algo, endurecer el sistema de acceso… Por supuesto, es lo que ellos dicen, lo hacen por nuestro bien, para que no colapse el sistema. Al final, de tanto insistir, de tanto bombardearnos con los mismos mensajes, muchos se lo acaban creyendo. Si lo dicen todos, o casi todos (ya se sabe, siempre hay “populistas” y demagogos) igual es verdad. Quizás hay que confiar en ellos, hablan muy bien y tienen muchos datos. Quizás hay que hacerles caso, porque ellos saben de lo que hablan, y saben lo que es mejor para nosotros.
¡Pues no!. No nos lo creemos, es más, sabemos que mienten, que a esos “expertos”, esos “sabios”, les pagan los grandes capitalistas y los banqueros para que nos embauquen, para que nos durmamos con el canto de las sirenas. ¡Mienten! La causa no es el que vivamos demasiado, ni demasiado bien, ni que cada vez haya más pensionistas y menos trabajadores. Esos son cuentos que esconden la verdad. Esconden que es el capitalismo el que amenaza nuestra educación, nuestra sanidad, nuestros salarios y pensiones. Esconden que son los bancos, las financieras y los grandes capitalistas los que codician el dinero que todavía se destina a los gastos sociales. Por eso quieren convertir la educación, la sanidad, las pensiones… en un negocio que les dé todavía más y más beneficios. Y que nunca tendrán bastante.

Para leer o descargar el artículo entero, pincha abajo.

Gobierne quien gobierne…  ⇐⇐⇐⇐

Recuerdo y homenaje a los tres asesinados en la Huelga del 70.(y II)

Recuerdo y homenaje a los tres asesinados en la Huelga del 70.(y II)

El relato de la organización de los trabajadores de la Construcción y la posterior huelga en julio de 1970 fue introducida en la primera parte de este artículo que hoy completamos narrando el desarrollo y culminación de la Huelga donde fueron asesinados tres trabajadores el día 21 de julio. Se llamaban Antonio Huertas Remigio, un chico de 22 años de Maracena; Manuel Sánchez Mesa, de 24 años y vecino de Armilla; y Cristóbal Ibáñez Encinas de 43 años y padre de cinco hijos.

Tras las primeras rondas de negociaciones y las asambleas en el edifico del Sindicato Vertical, la asamblea prevista para el 7 de julio no pudo celebrarse por la presión de las autoridades franquistas y la policía. Se aplazó, pues, para el día 16 y posteriormente para el día 20, coincidiendo esta vez con la cuarta sesión de la comisión deliberadora del convenio. La actitud de la patronal era tan obstinada, terca y cerrada que se podía prever que las negociaciones iban a quebrarse de un momento a otro.. Y así fue. El clima de tensión que dominó la cuarta sesión de la comisión deliberadora provocó la ruptura de las negociaciones. El punto de desacuerdo fue principalmente la cuestión del salario. Los trabajadores habían rebajado su petición inicial de 300 pesetas diarias, y ahora pedían 240 de sueldo íntegro para los peones de albañil, mientras que los empresarios no estaban dispuestos a ofrecer más que 170 pesetas divididas en tres partes: el salario, un plus de asistencia al trabajo y un plus de constancia. Los empresarios rechazaron también la petición de que, con el propósito de mitigar la eventualidad en el empleo, se adquiriera la categoría de obrero fijo a los cuatro meses de trabajo, antes eran precisos seis. Igualmente se rechazó la petición de los trabajadores de convertir todas las fiestas del calendario laboral en absolutas, abonables y sin recuperación y se dejó sin resolver la cuestión de la percepción de indemnizaciones en caso de accidentes y enfermedades profesionales. Pese a que los representantes obreros hicieron reiteradas concesiones, la obstinada negativa de la patronal hizo imposible seguir con las deliberaciones.

La ruptura de la negociación del convenio fue comunicada en la asamblea masiva que se celebró la tarde del mismo día 20 de julio. Ante un auditorio de miles de personas, abarrotado el salón de actos del Sindicato y muchos esperando en la calle, se fueron leyendo las propuestas y contraofertas de ambas partes negociadoras y la nota definitiva de ruptura. Finalmente se dio un tiempo para pensar y llegó el momento de la votación a mano alzada. Una abrumadora mayoría decidió: «Huelga; mañana todos aquí a las 8 para pasar juntos por los tajos y recoger a los que faltan, a los que no están presentes aquí».
La asamblea terminó a las diez y media de la noche. Había durado tres horas. En esos momentos se había convertido en el máximo órgano dirigente, con un desarrollo rápido, ordenado y claro en comparación con todas las asambleas anteriores. Después de la experiencia vivida desde junio, la asamblea había madurado como forma de organización, en un proceso que siendo participativo desde la base, había permitido una gran identificación colectiva con la discusión del convenio. El hecho de que la ruptura de las negociaciones se asumiera como una decisión de todos era prueba de ello. Sin duda éste era el convenio de la mayoría de los trabajadores de la construcción de Granada, lo sentían como propio y estaban dispuestos a sacarlo adelante mediante la huelga, asumiendo todas las consecuencias que se derivaran de tal decisión. Así fue como al término de la asamblea, la noticia de la convocatoria del paro para el día siguiente voló de boca en boca por los barrios y pueblos cercanos.
Desde antes de las 8 de la mañana del día siguiente, lunes 21 de julio, los trabajadores se fueron concentrando en el bulevar, frente al edifico de Sindicatos, hasta contar más de 6.000 personas.

Huelga del 70

El paro era casi absoluto en Granada y en los pueblos de los alrededores, donde se calcula que lo habían secundado más de 12.000 trabajadores. Ante lacantidad de gente concentrada y el entusiasmo reinante, comenzaron a llegar las iniciativas de movilización. La concentración se dirigió entonces en dirección al cercano Camino de Ronda, con la intención de que se sumaran a la huelga algunas obras que todavía no lo habían hecho, era la zona en la que por entonces se construían los nuevos edificios universitarios. De este modo, un enorme piquete de miles de personas marchó con tranquilidad por las aceras, parando todas las obras y recogiendo a más albañiles de los tajos. A pesar de la actitud reiteradamente pacífica de los manifestantes, que no cortaron el tráfico e incluso pidieron ser escoltados por los guardias, la policía les salió al encuentro, dándoles tres minutos para disolverse. Hubo una primera carga policial que fue repelida y contestada por los trabajadores y, para evitar la batalla campal, la gente decidió regresar a la puerta del Sindicato .

“Un intermedio de calma. De las 9 a las 11 de la mañana los albañiles se volvieron a concentrar pacíficamente en el bulevar, algunos conversando incluso con la fuerza pública y comentando con humor el enfrentamiento reciente, ya que muchos de ellos eran conocidos, vivían en los mismos barrios y procedían de los mismos pueblos. Con intermitencia la multitud concentrada iba exigiendo soluciones concretas, lo que motivó que se creara una comisión de representantes obreros con el propósito de ir a hablar con el delegado provincial de trabajo y con las autoridades sindicales, que les presionaron para que acabaran con la huelga. Hacia las 11 los miembros de esta comisión hablaron ante la multitud con un megáfono prestado por la policía y propusieron disolver la concentración, pidiendo a los albañiles que se reintegraran al trabajo a las 2 de la tarde y que ellos tratarían de que se les abonase el salario de la mañana, garantizando que las negociaciones del convenio continuarían. Esta opción fue rechazada por la multitud. En esos momentos una persona agarró el megáfono y propuso continuar la huelga y convocar otra asamblea para el día siguiente a las 8 de la mañana, lo que fue aceptado. Los albañiles granadinos eran en ese momento plenamente conscientes de que la patronal no iba a ceder por las buenas y que sólo su propia fuerza, puesta en práctica mediante la huelga, podría servir como instrumento de presión para alcanzar sus reivindicaciones. Había miedo, sin duda, sabían que estaban participando en un acto sin precedentes en la reciente historia de la clase obrera granadina. Pero sus decisiones no eran fruto de un momento de euforia, tal y como lo prueba el mes de asambleas que llevaban a sus espaldas y el hecho de que se hubieran concentrado varios miles de personas en actitud firme y resuelta, sin llamamientos o consignas de ningún grupo político.
A pesar de la calma que había caracterizado a la policía tras el primer enfrentamiento de la mañana, sobre el mediodía se produjo súbitamente un cambió de actitud. La explicación de la anterior calma policial parece indicar que aquel intervalo de tiempo fue utilizado por el gobernador civil para pedir refuerzos policiales a Málaga y a Jaén.
Ante el rechazo manifiesto de los trabajadores a acatar las condiciones impuestas por las autoridades sindicales, las fuerzas del orden se replegaron, ordenando la dispersión y anunciando una carga si al tercer toque de corneta no se había dispersado la multitud. Nadie llegó nunca a oír el tercer toque. Al segundo toque comenzaron los golpes y se inició una desbandada en la que los trabajadores quedaron divididos en dos grupos desiguales.
La mayoría de los obreros se replegaron hacía la zona de La Caleta con algunos heridos. Al llegar a la altura de la calle Doctor Olóriz se dio una coincidencia que fue determinante para el desarrollo posterior de los acontecimientos. Tropezaron con un camión cargado de bovedillas que bajaba por la calle y que tuvo de detenerse al toparse con la multitud. Inmediatamente, algunos jóvenes treparon al camión y empezaron a arrojar contra la calzada los materiales de obra, haciéndolos añicos.
Esos cascotes fueron utilizados junto con trozos arrancados del pavimento como munición por parte los trabajadores, que iniciaron entonces una contraofensiva a pedradas, primero obligando a la policía a replegarse hasta los Sindicatos, y después a escapar y a buscar refugio donde pudieran.
Las bombas de humo demostraban una escasa eficacia, ya que la mayoría eran devueltas por los albañiles, que en su avance volcaron y destrozaron todos los vehículos policiales que encontraron a su paso. El nivel de violencia que llegó a adquirir el enfrentamiento fue brutal. Fue en esos momentos de enorme confusión cuando, mezclados con los gritos de calma que nadie escuchaba, empezaron a sonar los disparos. Desenfundando y abriéndose paso a tiros, la policía lanzó un ataque definitivo persiguiendo a la gente que se dispersaba por las calles. Pese a los disparos, la determinación de algunos albañiles era tan grande, que durante un cierto tiempo sostuvieron el enfrentamiento”. (La Huelga de 1970 en Granada. Columna Rapperpunk).

Y allí cayeron muertos tres albañiles granadinos…

Antonio Huertas Remigio, Manuel Sánchez Mesa y Cristóbal Ibáñez Encinas

Hiuelga del 70 (mártires).

 

 

Recuerdo y homenaje a los tres asesinados en la Huelga del 70.(I)

Recuerdo y homenaje a los tres asesinados en la Huelga del 70.(I)

Hiuelga del 70 (mártires).

 Hace 48 años que se desarrolló  el importante conflicto y huelga del sector de la Construcción en Granada. Como es bien sabido, concluyó de manera trágica. Una carga policial provocó la muerte de tres obreros frente al entonces edificio del sindicato vertical: el marmolista Cristóbal Ibáñez Encinas y los albañiles  Manuel Sánchez Mesa, y Antonio Huertas Remigio.

La situación social y laboral en la Granada de 1970 era pavorosa. Cada año más de 15.000 granadinos y granadinas hacían las maletas y se marchaban, fundamentalmente con destino a Cataluña, pero también a  otros lugares y a la próspera Europa del Norte (Francia, Alemania, Suiza…) Entre esos flujos de emigración exterior e interior, fue mucha la gente de los pueblos que se instaló en la ciudad de Granada. Los que se quedaron debieron soportar las durísimas condiciones de trabajo de una economía subdesarrollada, instalada a su vez en un Estado Español subdesarrollado en la periferia de Europa occidental. De este modo, lejos de resolver los graves problemas estructurales del territorio, el desarrollo económico del capitalismo español en la década de 1960 hizo de Granada y Andalucía la periferia de la periferia. Marginada por todos los planes de desarrollo del Franquismo, la Granada de 1970 era una ciudad agrícola sin desarrollo ni industrialización, compuesta por funcionarios y administrativos, por una población que vivía del comercio, los transportes, pequeños talleres de diversa índole y un sector de la construcción que había ido desarrollándose paulatinamente a lo largo de la década anterior. A parte de eso Granada era, como tantas otras zonas del Estado, un mercado de consumo de lo que se elaboraba en otros lugares del Estado Español y Europa.

En este orden de cosas y con la Construcción como único motor que “tiraba” del empleo de la provincia, la clase obrera granadina iba organizándose en la clandestinidad. En una ciudad así, los obreros de la construcción constituían la mayor parte de la población trabajadora. Se trataba fundamentalmente de trabajadores que abandonaban el mundo rural granadino. Personas que habían sufrido una gran transformación de sus condiciones de vida. Desarraigados de la vida rural, experimentaron el tránsito hacia una forma de vida más mercantilizada, más dependiente del salario. Pero los salarios de los albañiles apenas daban para nada, y mucho menos permitían buscar consuelo en los incipientes hábitos del consumo de masas que se habían ido extendiendo en otras zonas del Estado. Amparados por la abundante mano de obra y la legislación favorable, los empresarios del sector exprimían al máximo a los trabajadores locales, pagando unos salarios miserables .Las más que lamentables condiciones de trabajo en el sector de la construcción de Granada pueden resumirse así: los obreros peones cobraban unas 1.200 pesetas semanales, en las que estaban incluidas las pagas, los permisos y el plus familiar. Las jornadas eran de 10 horas y se trabajaba seis días a la semana, y además estaban generalizados el sistema de destajos y las horas extra, lo que provocaba un alto nivel de paro. Los contratos no solían durar más de  6 meses, con un periodo de prueba de 15 días. Así era habitual que los obreros pasasen de una empresa a otra de forma recurrente, además de que fuesen frecuentes los periodos de inactividad y paro. Cada cierto tiempo los trabajadores eran despedidos o trasladados de empresa, se evitaba de este modo que llegasen a formar parte de la plantilla, estando condenados a una precariedad e interinidad permanente . El fraude a la Seguridad Social era práctica frecuente por parte de la patronal, además de que muchas de las empresas que hacían contrato no diesen de alta a los trabajadores.

manifestacion--253x190

Ante los abusos permanentes y la falta de un futuro y unas condiciones de vida dignas, los trabajadores comenzaron a realizar asambleas (donde tuvieron su papel actor las HOAC, unas incipientes Comisiones Obreras y el PCE, además del movimiento vecinal) como las muchas organizadas en el barrio de La Virgencica, donde comenzó a gestarse una plataforma reivindicativa y unas bases para el futuro convenio que regulase las condiciones de trabajo entre la Patronal y los trabajadores del sector. Este documento se fue estructurando así: la reducción de las diferencias salariales entre las diversas categorías, un salario para el peón de 240 pesetas por 8 horas a rendimiento normal, la eliminación de las horas extraordinarias y los destajos que aumentaban el paro, así como reducir al mínimo posible la eventualidad y los despidos. Los trabajos de comunicación entre los albañiles granadinos acerca de la marcha del convenio, realizados tanto por parte de los militantes de las organizaciones como por personas independientes que fueron sumándose al proceso, prepararon el terreno para que la asistencia a las asambleas informativas se convirtieran en un acontecimiento masivo. Se pretendía, y se insistió en ello desde el principio, que lo acordado con la patronal no tuviera validez hasta que la asamblea lo diera por bueno. Por otra parte, el objetivo de los trabajadores organizados que planificaron la elaboración del convenio de 1970 no era conseguir un acuerdo definitivo, sino más bien instalar una dinámica en la cual se pudiera negociar un nuevo convenio cada año, de tal forma que sirviera de base para aumentar el grado de conciencia y organización de la clase obrera en Granada.

Las negociaciones para la firma del nuevo convenio se iniciaron el 17 de junio de 1970. La cerrazón patronal, que pretendía negociar a espaldas de lo acordado en las asambleas previas, hizo que se convocara la primera asamblea informativa en el salón de actos del Sindicato  Vertical el día 30 de junio. Asistieron más de 800 albañiles que volvieron a reiterarse y aprobar sus reivindicaciones y convocándose una nueva asamblea para el día 7 de julio.

(Mañana 21 de julio , día del aniversario del asesinato de los tres trabajadores, publicaremos la segunda entrega y final)