Escuela de formación sindical – sector de hostelería y turismo: última sesión

Este lunes 27, a las 18:30, os recomendamos la asistencia a la última sesión de nuestro ciclo de formaciones para la afiliación del sector de hostelería y turismo.

En esta ocasión, trataremos sobre la acción sindical: cómo desarrollarla, que abanico de opciones tenemos en nuestra labor…

¡Os esperamos!

ESCUELA DE FORMACIÓN SINDICAL- SECTOR DE HOSTELERÍA Y TURISMO.

ESCUELA DE FORMACIÓN SINDICAL- SECTOR DE HOSTELERÍA Y TURISMO.

Escuela de formación sindical sector de Hostelería y TurismoReci-9(1)

Matrícula gratuita hasta completar el aforo en: hosteleriayturismo@sindicatoandaluz.info
 
ESTRUCTURA: 4 sesiones con los siguientes temas:
  1. Convenio:
1.1. Problemática de las camareras de pisos
2. Situación actual en la hostelería: ERTES, ERES, DESPIDOS (improcedentes y nulos) y FRAUDES
3. Papel de las secciones y delegados/as sindicales en las empresas.
4-Acción sindical
Ponente: Paco Cabello
Fechas: lunes 15 y 29 de junio y 13 y 27 de julio
Hora: 17:30 horas
Lugar: Local el Sindicato (Cristo de la Yedra, 33 . bajo).
Programa de las sesiones: Ponencia (Paco), dinámica grupal (Marga se encarga de encontrar algunas que sirvan para afianzar los conocimientos y promover la participación de los/las asistentes) y cenador (Cada uno llevaría un plato y se comparten)
Objetivos: formar a la militancia y/o afiliados/as del sector de hostelería.

Nueva normalidad, vieja explotación.

Nueva normalidad, vieja explotación.

Antonio J.Gil Cunquero.

Sector Nacional de Hostelería del SAT

Este mes de mayo la actualidad informativa nos ha dejado tres noticias destacadas en relación al mundo del trabajo, unas más importantes que otras, aunque el ruido mediático se dio en relación inversamente proporcional a esta importancia.

Por un lado tenemos dos de ellas: la firma del “Acuerdo Social en Defensa del Empleo”, del que no nos extenderemos aquí más ya que desde el sindicato se ha elaborado un artículo al respecto1, y la publicación del Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo. Muy brevemente, pues el asunto del artículo es otro, hay que señalar algo con respecto a este real decreto: supone una victoria para las posiciones de la patronal ya que, en su disposición adicional sexta, posibilita que en las empresas con alta variabilidad o estacionalidad del empleo y en aquellas que concurra riesgo de concurso de acreedores (de quiebra, vamos) no existirá obligación de mantener el empleo. Esto puede suponer, para el sector de la hostelería y el turismo, la salida en dirección a la cola del paro a numerosas trabajadoras y trabajadores.

Por otro lado, la tercera noticia: el ministro de Consumo, Alberto Garzón, calificó al sector turístico como “estacional, precario y de bajo valor añadido”. Es decir, dijo algo obvio, lo que motivó la petición de rectificación o dimisión de la Mesa del Turismo -que agrupa a unos cincuenta profesionales del sector y miembros de la patronal-. Por supuesto, ni cuestionamos la veracidad de sus palabras (ya conocemos el sector), ni consideramos que su declaración per se atente contra las y los trabajadores del sector, pero nadie podrá negar la pasividad del ministro en particular y del gobierno en general para erradicar la situación precaria que se viene sufriendo desde años en el sector del turismo y de la que son plenamente conscientes.

Pero sucede que la patronal es perfectamente consciente del recrudecimiento de la lucha de clases, y sabe salvaguardar sus intereses y mantener en la línea que a ella conviene a los gobiernos de turno. Más o menos a la par que Garzón, a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, por hacer otra obviedad, ordenar que las inspecciones de Trabajo velen por el cumplimiento de las condiciones laborales, en este caso en el campo (sector donde semana sí, semana también, encontramos casos de abusos de todo tipo y pelaje), la patronal agrícola también este mes le pide la cabeza.

Con respecto a la cuestión del turismo, y ya vamos entrando en la materia del artículo, muchas voces (léase voceros) salieron en defensa del sector (léase de la patronal del mismo): Juanma Moreno, presidente andaluz, presidentes de diputaciones provinciales… La cantinela es siempre la misma, el sector es muy importante para la comunidad y aporta “progreso”. Lo que no está claro es para qué clase, si la trabajadora u otra.


Vivimos tiempos difíciles, en los que la lucha de clases nos deja tan a la defensiva que señalar lo obvio es motivo de ataque. No está en nuestro ánimo salir en defensa del ministro de Consumo (señalaremos rápidamente que la subida de precios en la cesta básica de alimentos es algo que entra dentro del campo de su ministerio. La campaña contra el juego se comenta sola, para muestra el botón de la línea de la revista digital de la patronal del Juego, https://www.azarplus.com/, bastante complacida con el mismo) ni de la ministra de Trabajo (hemos señalado arriba un gol que la patronal ha colado en la negociación al ministerio y a las centrales sindicales CCOO y UGT).

Eso sí, saludamos que gracias a estas noticias se ponga el foco en el sector. Nunca está de más relatar la situación de un sector, el turístico (y no hablamos del campo porque no es objeto de este artículo, pero podríamos estar largo rato), en el cual la precariedad y la estacionalidad son la norma. Por más mentiras que escuchemos al respecto, más o menos “documentadas”. En el Granada Hoy del 17 de mayo, podemos leer en la columna “El balcón” de Ignacio Martínez (@imartinezcano en Twitter, síganlo para más chorradas) que, citamos:

“[…] el sector servicios aporta mucho más valor añadido que la industria, convirtiendo recursos en productos, sin tener en bastantes casos que comprar materias primas. Y precariedad o temporalidad son conceptos aplicables a otros sectores u otros países.”

Luego, en la citada red social, insistía en esa idea: turismo como motor económico, sector servicios como generador de mayor valor añadido que la industria.

Por falta de espacio, no vamos a entrar en la cuestión de la generación de mayor o menor valor añadido que la industria (aunque adelantamos que discrepamos profundamente de esa afirmación).

Respecto a la estacionalidad, podemos decir que en Andalucía la tasa de temporalidad2 no ha bajado del 45% en el periodo 2015-2018, en el que hubo una recuperación de la economía posterior a la crisis de 2008. Es por cierto, en estos cuatro años, que se produce la tasa de temporalidad más elevada de todo el periodo 2008-2018. Señal de que el crecimiento del empleo en este sector tiene su base en la estacionalidad del mismo, y en la vinculación a la demanda.


Y además de estacional, precario, y en fraude de ley, y… Sólo en nuestra provincia, unas 23.000 mujeres y hombres trabajan en el sector turístico. Calculamos que unos 19.500 de estos contratos están realizados en fraude de ley, y estaría por otra parte la cifra (incierta) de personas trabajando sin contrato. Todo esto se traduce en menores cotizaciones a la Seguridad Social, y en una pérdida para las arcas públicas que en otro artículo3 ciframos en unos 47.000.000 de € al año. Para 2018 un total de 399.200 personas se ocuparon en Andalucía en la industria turística. Hagan cuentas: una regla de tres da algo más de 800.000.000 millones de euros. Ochocientos. Millones. Sólo en Andalucía. Aparte de nuestra tierra, hay más lugares donde el turismo está “generando” riqueza.

Podríamos estar así largo rato. Tampoco es necesario. Quienes trabajamos mayormente sobrevivimos en este sector sabemos perfectamente cuáles son las condiciones. Y cualquiera con dos dedos de frente y un mínimo de conciencia social.

Ante un horizonte de horas extra sin cobrar, de horas sin cotizar (la Nueva Normalidad se parece mucho a la de toda la vida), y de previsión de bajadas salariales, podemos preguntarnos, ¿es el turismo 1) una fuente de riqueza o 2) un caldo de cultivo para la pobreza? La respuesta está en función del punto de vista (de clase) que adoptemos: para la patronal del sector es lo primero, y pretenden con uñas y dientes que siga siendo así, a costa de los y las trabajadoras. En nuestra mano, en nuestra organización para afrontar los ataques que vienen y organizar la ofensiva por nuestros derechos, está evitar lo segundo.

1 https://satgranada.wordpress.com/2020/05/13/otro-pacto-social-en-plena-crisis-el-acuerdo-social-en-defensa-del-empleo/

2 el porcentaje de población ocupada con un contrato temporal entre el total de población ocupada

3 https://kaosenlared.net/cual-es-la-rentabilidad-real-de-la-industria-de-la-hosteleria/

CUÁL ES LA RENTABILIDAD REAL DE LA INDUSTRIA DE LA HOSTELERÍA? El ejemplo de Granada: un camino que jamás se debe volver a andar.

CUÁL ES LA RENTABILIDAD REAL DE LA INDUSTRIA DE LA HOSTELERÍA? El ejemplo de Granada: un camino que jamás se debe volver a andar.

La patronal granadina de la Hostelería y el Turismo, que lleva décadas cimentando su desarrollo sobre los pilares del fraude, la especulación y la destrucción del entorno, el medio ambiente y el territorio, pretende ahora ponerse en una posición de superioridad y exigencia ante el conjunto de la sociedad y las administraciones públicas que le lleve a retomar la senda que durante décadas ha transitado y que ha aportado beneficios para muy pocos y ruina para muchos.

En este artículo pretendemos aportar una serie de razonamientos y análisis que nos lleven a evitar que se vuelva a andar el camino que jamás debiera haberse tomado.

Cuando uno escucha a Gregorio García, a la sazón presidente de la organización patronal Federación Granadina de Hostelería y el Turismo, no encontrará en sus palabras otras razones que no sean la de exigir una liberalización de tasas, de impuestos, de relaciones laborales…Ni una alternativa ni una declaración de buenas intenciones ni una autocrítica ni un proyecto de futuro, nada indica que los empresarios granadinos que representa don Gregorio y que no son, precisamente, la mayoría de ellos, hayan sacado conclusión alguna que contemple el medio y la población que saquean y de la que viven ni a que estén dispuestos a afrontar ningún sacrifico y menos a asumir una responsabilidad social que ante estos tiempos de pandemia debiera exigírseles.

El fraude permanente.

Vamos a hacer unos cálculos bien sencillos para cimentar nuestros razonamientos.

La industria de la Hostelería ocupa a unos 23.000 hombres y mujeres en el conjunto de la provincia de Granada de los cuales unos 19.500 están contratados en fraude de ley ( a los que habría que sumar la incierta cifra de los que se ven obligados a trabajar sin contrato) y cuyos contratos vienen a sumar un fraude, sólo en cotizaciones a la Seguridad Social y tirando por lo bajo, de 46.800.000 € anuales.

Hagamos otra cuenta. Gran parte de los trabajadores y trabajadoras de la Hostelería y el Turismo tienen contratos a tiempo parcial aunque, realmente, echen jornadas de 55-60 horas semanales. A todos estos trabajadores (como al resto) se les exige disponer de 15 años cotizados a la Seguridad Social para disponer de una pensión contributiva. ¿ Cuántos años deberían trabajar en una empresa tipo de Hostelería para cotizar esos quince años exigidos? Las matemáticas no fallan: debieran trabajar 60 años para tener cotizado ese periodo de tiempo, con lo que la gran mayoría de ellos, después de dejarse la vida y la salud en sus trabajos, tendrán que acceder a pensiones asistenciales.

Una última cuenta para ilustra el artículo. Cada empresario de la Hostelería escatima un promedio de un 31% de los salarios que debieran percibir sus trabajadores. ¿ A cuánto asciende el fraude? Es sencillo calcularlo: unos 112.000.000 de euros anuales son los que dejan de cobrar los trabajadores de la hostelería granadina.

Vistas estas cifras y sin abundar mucho en ellas, debiéramos concluir que el fraude económico y social que ejercen las empresas de Hostelería en la provincia de Granada es de dimensiones gigantescas. ¿De dónde sale, pues, esta superioridad de la que alardea el señor Gregorio García? ¿ Porqué se nos sigue diciendo que la Hostelería es uno de “los motores económicos” de nuestra provincia? ¿ Por qué se sigue insistiendo que Granada vive del Turismo?

Copia de volvemos al trabajo con todos los derechos

El fraude menos visible.

Cada empresa de Hostelería de Granada ocupa, de promedio, a un 41% menos de los trabajadores que debiera emplear si respetase los regímenes de trabajo que determina su convenio colectivo provincial ( horario de trabajo, descansos semanales, turnos, etc). Por lo tanto, deberemos concluir que la Hostelería en absoluto es una industria que crea un empleo razonablemente proporcionado a lo escaso de los impuestos y a las cotizaciones a la Seguridad que abona. Una cifra razonable de ocupaciones en el sector estaría cerca de los 40.000 trabajadores y no las que se barajan actualmente y que son fruto del fraude, del que se aprecia con más facilidad y el que es más difícil contemplar.

Desde una perspectiva empresarial, tanto a nivel fiscal como de Seguridad Social y laboral, las prácticas habituales de los empresarios de Hostelería no sólo generan ciertos riesgos que todos conocemos, sino también otra serie de problemas que no suelen preverse inicialmente. Así las cosas, conviene tener en cuenta todos los peligros que este tipo actuaciones pueden conllevar al estarse incurriendo en responsabilidades laborales y sociales, incluso responsabilidades de índole penal.

Una de las derivadas de, por ejemplo, otra práctica habitual de los empresarios de la Hostelería que es pagar parte del salario “fuera de nómina”, es su no declaración ante Hacienda y la ausencia de retención por parte del empresario que incumple con aquella obligación. Este incumplimiento en materia tributaria puede conllevar para el empresario uno de los riesgos más conocidos, la apertura de expedientes sancionadores con levantamiento de actas de liquidación por los importes no retenidos dentro del plazo de prescripción de 4 años, juntos con sus intereses y recargos, además de actas de infracción.

Con respecto a la incidencia en materia de Seguridad Social, las cantidades “no reflejadas en nómina” o pagar 300 o 400 € por debajo de lo estipulado en las tablas salariales del Convenio de Hostelería, en tanto en cuanto no quedan incluidas en las bases de cotización comunicadas a la Tesorería General de la Seguridad Social, suponen una infracotización. Como consecuencia de lo anterior, los pagos “fuera de nómina” generan una contingencia por el importe de las cuotas dejadas de ingresar por dichas cantidades más recargos, durante los 4 años siguientes. El empresario, de ser pillado in fraganti deberá abonar entonces, no sólo el importe de la cuota empresarial que no ingresó en su día, sino también el importe a la cuota obrera que irá a su cargo, al no haberla detraído del salario en el momento del pago al trabajador, tal y como ordena el art. 230 apartado b) de la LGSS.

Por otra parte, la falta de declaración de las bases de cotización reales a la Tesorería General de la Seguridad Social puede conllevar también la imposición de sanciones derivadas de infracciones en materia de Seguridad Social. En concreto, se considera que es una infracción muy grave la falta de ingreso de cuotas, salvo que se haya realizado la correspondiente declaración de las bases correctas en los boletines de cotización, lo que no suele ocurrir cuando se abonan los salarios de esta forma. Tras la reforma de Julio de 2012, las sanciones oscilan entre un importe equivalente al 100,01% del importe de las cuotas dejadas de ingresar, incluidos recargos, intereses y costas hasta el 150% de las mismas.

Los riesgos menos conocidos de unas prácticas empresariales fraudulentas.

La Responsabilidad empresarial en orden a las prestaciones derivada de la infracotización

Si bien las anteriores consecuencias son comúnmente conocidas, no lo es tanto la llamada responsabilidad en orden a las prestaciones prevista en el art. 126.2 de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 8/2015.). Dicha responsabilidad es una consecuencia que puede derivarse de aquella infracotización. A saber:

“Artículo 126

El incumplimiento de las obligaciones en materia de afiliación, altas y bajas y de cotización determinará la exigencia de responsabilidad, en cuanto al pago de las prestaciones, previa la fijación de los supuestos de imputación y de su alcance y la regulación del procedimiento para hacerla efectiva.
Finalmente, no podemos perder de vista otras consecuencias de suma importancia para el empresario. El pago de salarios “fuera de nómina” suele producirse en aquellos sectores en los que la operativa mercantil conlleva que se genere dinero no declarado fiscalmente. La entrega de ese dinero a los trabajadores como parte de su salario, lo pone en circulación lo que podría poner en evidencia una situación de blanqueo de capitales.

El blanqueo de capitales consiste en toda actividad que busca “legalizar” recursos financieros obtenidos de una actividad delictiva, habiéndose entendido que dicha actividad tendría que estar relacionada con temas de narcotráfico, terrorismo, crimen organizado, etc. No obstante, a raíz de la Ley 10/2010, de 18 de Abril sobre Prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo y de sentencias como la dictada en el caso Ballena Blanca del Tribunal Supremo de 5 de Diciembre de 2012, se considera como actividad delictiva a efectos de obtención de aquellos fondos, el delito fiscal. Como consecuencia de lo anterior, cuando la cuota defraudada asciende a más de 120.000 euros, cabe incurrir no sólo en un delito fiscal sino también en un delito de blanqueo de capitales. La entrega de dichas cantidades a los trabajadores como parte de su salario puede significar poner en circulación fondos indebidamente obtenidos.

Euros

ERTES, regulaciones y dinero público.

En Granada en el mes de marzo –un mes en que habitualmente se realizan numerosas contrataciones de cara a la Semana Santa y la llegada de la Primavera– se despidieron a 5.800 trabajadores del sector y se solicitaron un total de 3.158 ERTEs motivados por fuerza mayor y por la crisis del coronavirus. Tales regulaciones temporales de empleo han afectado hasta el 1 de mayo a 14.600 trabajadores, lo que ha provocado un descenso ostensible de las retribuciones de estos hombres y mujeres – la mayoría de ellos con contratos en fraude de ley e infracotizados – infinidad de los de los cuales han debido sufrir los golpes y dardos de la patronal y el SEPE al existir gran cantidad de ERTEs no resueltos que no se cobrarán hasta junio, así como otros expedientes tramitados que están pausados por incidencias de distinta índole. Esto significa que cerca de un 60% de empleados no van a cobrar hasta no se sabe cuándo. Como no cabría esperar de otra manera dado el afán de rapiña de los empresarios de la Hostelería granadina ni se han complementando los sueldos de los afectados por las regulaciones de empleo o pagado sus vacaciones: todo lo contrario.

Así vemos que, pese a que los empresarios de la Hostelería ganaron en el año 2019 más que nunca y el ejercicio de ese año cerró con un crecimiento económico del sector turístico registrando las tasas más altas nunca recogidas, estas cifras han vuelto a no traducirse en un apoyo a los trabajadores cuando la situación lo requería. Más aún, las empresas del sector volvieron a ser las destinatarias de una millonaria inversión promocional por parte de las Administraciones Públicas e importantísimas y casi incuantificables subvenciones procedentes del erario público: bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social, bonificaciones para la contratación, ayudas a la primera contratación; subvenciones para la financiación consistentes en subvenciones a fondo perdido, pago único, ayudas propias del sector, ayudas al autoempleo; financiación para empresas mediante préstamos ICO a muy bajo interés, financiación bonificada, ayudas directas de la Agencia IDEA y otras…

Granada nunca vivió del Turismo.

La incapacidad y absoluta falta de interés por parte de los políticos profesionales e instituciones que nos gobiernan para acabar con la subordinación económica, subalternidad y dependencia cuasi colonial de Andalucía y, por ende, de Granada, ha llevado a éstos a repetirnos un mantra que a fuerza de escucharlo hemos llegado a asumir como propio y es el de que Andalucía y Granada viven del Turismo. Esta afirmación es infundada y falaz, ya que ni históricamente ni en la actualidad esto ha sido así. Más bien, el retrato sería que la economía y la población granadina es una familia con graves carencias económica – y de diversa índole- que obtiene un complemento para subsistir y que ese complemento, hoy casi imprescindible, pero no mayoritario en términos absolutos, proviene de la Hostelería y el Turismo. El sector de la hostelería en Andalucía cuenta con algo más de 50 mil establecimientos que dan empleo a cerca de 280 mil personas (lo que no llega al 7% de la población activa), con una facturación de 18 mil millones de euros, lo que representa el 7,1% de la riqueza nacional andaluza y, por números de establecimientos Granada se sitúa en cuarta posición, así que por mucho que se quiera ni Granada ni Andalucía viven del Turismo.

La industria de la Hostelería y el Turismo gentrifica nuestros barrios y pueblos, los turistifica , destruye el territorio lo condena al desastre ecológico y sin parar mientes en el daño social añadido que esto conlleva y produce. Todo ello para concentrar el benéfico obtenido en escasísimas manos que ni reinvierten ni dejan su riqueza en nuestra tierra. Siendo todas estas prácticas y sus consecuencias nefastas, hay que añadir que el negocio, el pelotazo hostelero – turístico, se sostiene a base de tolerar el fraude permanente y estructural y a golpe de miles de millones del erario público usurpados a los ciudadanos y destinados al beneficio privado.

El futuro no es el Turismo.

El futuro de Andalucía y de Granada no pueden estar basado en el Turismo por el Turismo y la crisis traída por la pandemia que padecemos nos debería llevar a reflexionar sobre el mañana que queremos para nuestros hijos y nuestra tierra. El turismo es una actividad que aporta un muy escaso valor añadido y altamente mudable, un sector que acapara diversas actividades dentro de un país como Andalucía y que engloba a un sinfín de personas dedicadas a satisfacer necesidades de diverso índole. Cada país ha desarrollado al turismo en sus supuestas mejores facetas, es decir, potencializando el tipo de turismo que represente un arraigo en su patrimonio, no obstante, un principio fundamental de este sector, requiere de adaptar modelos turísticos a las necesidades de la población en la que coexiste dicha actividad, sin olvidar que aun en un país, los Estados y las Ciudades presentan diversas necesidades, pues la cultura, su capital humano, costumbres y tradiciones no son las mismas debido a cada estilo de vida que se ha desarrollado.

Que se nos entienda bien, nosotros ni promovemos ni estamos por una autarquía económica ni nada que pueda parecerse, pero sí sabemos que el futuro para un desarrollo sostenible para nuestra tierra no pasa por reproducir los modelos de saqueo actuales y dentro de los cuales la Hostelería y el Turismo ocupan un lugar preponderante. Tenemos que apostar por el futuro y nunca obviar la capacidad y los suficientes recursos naturales, humanos, intelectuales, etc. de los que disponemos como para no tener que aplicar una desordenada política extractivista y liquidadora de los recursos humanos y naturales como se viene haciendo.

Sobre unas condiciones de trabajo realmente dignas para las personas trabajadoras que desempeñamos nuestras funciones en la Hostelería y el Turismo ya estamos preparando, a modo de secuela, un artículo que ofreceremos en breve.

Sirva el presente escrito para alertar de los males endémicos y estructurales que afectan al pelotazo hostelero que estamos padeciendo y que, de no ser reconducido sobre bases lógicas, equitativas y respetuosas con la legalidad y los derechos de los trabajadores, nos van a llevar al desastre.

Es hora de que, como trabajadores y andaluces, reclamemos nuestra soberanía y actuemos, decidamos y proyectemos un mañana mejor para Granada y Andalucía.

Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT).

Sector Nacional de Hostelería y Turismo.

(Artículo publicado el 17 de mayo en Kaos en la Red  https://kaosenlared.net/cual-es-la-rentabilidad-real-de-la-industria-de-la-hosteleria/ )

Artículo Kaos

Screenshot_20190513_184219(1)

En la Hostelería volvemos al trabajo con todos los derechos.

En la Hostelería volvemos al trabajo con todos los derechos.

 

volvemos al trabajo con todos los derechos(1)

Obligaciones de la empresa posteriores al ERTE por fuerza mayor.


Posiblemente tu empresa ha realizado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor vinculado al coronavirus. En tal caso el empresario debe saber que tiene unas obligaciones que cumplir, incluso después de la “vuelta al trabajo” una vez concluido el ERTE, para evitar tener que devolver los beneficios obtenidos, como las cuotas exoneradas, por lo que tiene que valorar los distintos escenarios una vez que se levante la causa de fuerza mayor.

Recuerda:

La exoneración de las cuotas a la seguridad social está condicionada a la autorización del ERTE por fuerza mayor. Si no se autoriza o se realiza por causas objetivas, tendrá que seguir pagando la aportación empresarial a la Seguridad Social.

 El Gobierno como caso excepcional asume hasta el 100% de las cuotas de la Seguridad Social a abonar durante el ERTE por parte de la empresa.

En concreto, el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, establece que en los ERTEs autorizados en base a fuerza mayor vinculada al coronavirus, se exonera a las empresas del pago del 75 % de la aportación empresarial a la Seguridad Social (el 100 % de la cuota cuando se trate de empresas de menos de 50 trabajadores), siempre que éstas se comprometan a mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad.

Tipo de ERTE Tamaño de Empresa Cuota Seguridad Social a pagar por la empresa.
Por fuerza mayor < 50 trabajadores 0
> 50 trabajadores 25%
Por causas objetivas Todas 100%

Esta exoneración debe solicitarse de forma independiente a la tramitación del ERTE. El empresario deberá comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social a través del Sistema Red la identificación de los trabajadores y período de la suspensión o reducción de jornada, que verificará que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) haya procedido al reconocimiento de la correspondiente prestación por desempleo por el período de que se trate.

Normalmente el empresario tiene tres días naturales siguientes desde la autorización pero los plazos han sido ampliados: el plazo de comunicación se extenderá hasta el próximo 29 de abril de 2020 (para los casos acontecidos en Marzo) para poder realizar estas variaciones.el ERTE para efectuar las variaciones referidas.

Una vez terminado el ERTE…

Una vez terminado el estado de alarma, o la situación específica que motivó el ERTE por fuerza mayor de ser posterior, deberá reincorporarse a todos los trabajadores en las mismas condiciones laborales que estaban con anterioridad al expediente de regulación temporal de empleo y mantener el nivel de empleo durante los seis meses siguientes. De lo contrario se obligará al empresario al abono de los beneficios obtenidos (las cuotas de aportación empresarial a la seguridad social no pagadas durante la suspensión de los contratos), con sus recargos y posible inicio del procedimiento sancionador correspondiente si no se devuelven voluntariamente.

Qué significa concretamente el mantenimiento de empleo nos puede llevar a plantearnos varios problemas: ¿se refiere a todos los trabajadores actuales de la empresa? ¿Sólo a los indefinidos? ¿Los empleados temporales tienen que volver a contratarlos al menos hasta llegar a los seis meses?

New

Esta cuestión ha sido resuelta por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

En primer lugar la exposición de motivos de esta norma aclara que el plazo de seis meses empieza a contar desde la finalización de las medidas de reducción de jornada o suspensión de contratos basadas en el COVID-19.

Y lo que es más importante, en la disposición adicional decimocuarta se establece que a la hora de considerar si se cumple el requisito de mantenimiento del empleo sean tenidas en cuenta las características y circunstancias de la empresa o del sector correspondiente, atendiendo en especial a la estacionalidad o variabilidad del empleo y su correspondencia con eventos concretos, acontecimientos u otras especificidades sectoriales (pone como ejemplos las artes escénicas, musicales y del cinematográfico y audiovisual).

Al mismo tiempo se detalla específicamente que NO se entenderá incumplido el compromiso de mantenimiento de empleo (6 meses) cuando:

  • El contrato de trabajo se extinga por despido disciplinario declarado como procedente.
  • Dimisión del/la trabajador/a.
  • Jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de/la trabajador/a.
  • En contratos temporales, cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación.
EJEMPLO
Un trabajador es contratado mediante un contrato de obra o servicio determinado por una Organización Empresarial para impartir las 200 horas de un Módulo Formativo de Contabilidad a sus afiliados. En el momento de declararse el Estado de Alarma (donde fueron suspendidas las clases) se habían impartido 40 horas lectivas.
SOLUCIÓN

Si el trabajador es incluido por la Organización Empresarial en un ERTE por fuerza mayor causa del COVID-19, una vez finalice este Estado y además puedan reanudarse las clases, este trabajador continuará con su relación laboral hasta impartir las 160 horas restantes, con independencia que la impartición se desarrolle en menos de 6 meses, pues se estaría cumpliendo el objeto del contrato y no habría de entenderse un incumplimiento del compromiso de mantenimiento de empleo de la disposición adicional sexta del Real Decreto-Ley 8/2020.

Si la acción formativa no pudiera realizarse de forma inmediata o simplemente ya no pudiera realizarse, de acuerdo a este Real Decreto-ley 11/2020 tampoco estaríamos incumpliendo el requisito de mantenimiento del empleo.

Precisamente en cuanto a los trabajadores con contrato temporal de duración determinada debe conocerse que el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19, establece la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales afectados por un ERTE, de tal forma que la suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, ya sea por causa de fuerza mayor o por causa económica, técnica, organizativa y de producción, siempre que sea derivada del COVID-19, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por estas.

Importante:

Mientras dure el ERTE se suspende la prestación de servicios por parte del trabajador y el pago de la nómina por parte del empresario, de forma total si se ha suspendido el contrato o de forma proporcional si se ha optado por la reducción de jornada, con efectos desde que se solicitó el ERTE o desde que se paró la actividad si se autoriza con carácter retroactivo. Durante este periodo el trabajador afectado por la suspensión del contrato o la reducción de jornada mediante ERTE se considera en situación legal de desempleo, si bien no tiene que solicitar cita previa con el SEPE, ya que la gestión de la prestación se realiza entre la empresa y el SEPE.

Asesoría(1)(1)

Las trabajadoras de ALTERNA (Grupo Barceló) otro mes más sin cobrar.

Las trabajadoras de ALTERNA (Grupo Barceló) otro mes más sin cobrar.

124373657

 

Las camareras de pisos que trabajan para el GRUPO BARCELÓ en Granada nunca saben qué día del mes van a cobrar. La empresa ALTERNA (con sede en Sevilla) es la subcontratada por la cadena hotelera para la contratación de las camareras de pisos y paga tarde y mal desde hace meses. Hoy, 17 de abril, no han cobrado el mes de marzo.

Le empresa ALTERNA CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO SL, con sede social en   Avenida de San francisco Javier 15 de Sevilla, sigue con su mal hábito de pagar tarde y mal a sus empleadas. Eso sí, pese a que racanea, no paga y pretende robar los derechos y la salud a sus empleadas, ALTERNA ha notificado un ERTE para que entre todas y todos los andaluces le paguemos los salarios y la seguridad social de un mes y pico.

Los jefecillos de esta empresa son:

Administrador. Único: Antonio Jesús Vera Platero. (Que aparece con vinculaciones societarias y mercantiles con otras siete empresas más en Sevilla y Madrid)

Apoderadas solidarias: Esperanza Cabanillas Crespo y María Verónica Ramírez Álvarez.

(Fuente: Boletín Ofical del Registro Mercantil de Sevilla)

ALTERNA CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO SL, se creó el 24 de junio de 2011 con el Objeto social de: Prestación de servicios auxiliares a las empresas, recepción,telefonía, conserjería, cartería interna y externa, limpieza y mantenimiento técnico general de edificios y de instalaciones, gestióndocumental, de archivos y almacenes, gestión de cobros y reclamaciones a terceros, servicios de azafatas. Es, por tanto, una de las denominadas “empresas cárnicas” que tratan con lotes de trabajadoras con distintas empresas con el fin de sacar beneficios con el robo sistemático a a sus trabajadores y trabajadoras.

En Granada, ALTERNA trabaja para el Grupo Barceló, el cual dispone de los hoteles Occidental, Allegro y Granada Congress, donde las compañeras desempeñan sus funciones como camareras de pisos.

Estos son los empresarios que levantan el país.

003749459-46010de1818d934a35fe5cbbe5ff42926f5e4d82

Empresas del empresario PLATERO VERA JESUS ANTONIO

Datos publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de SEVILLA
Empresa Cargo Nombramiento Cese Duración
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Administrador Único 2017-12-27 2,3 años
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Presidente 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Consejero Delegado 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Consejero 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Socio Único 2014-06-12 5,9 años
ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA Administrador Único 2014-06-12 2015-05-06 10 meses
ALTERNA CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO SOCIEDAD LIMITADA Administrador Único 2011-09-20 8,6 años
ALTERNA PROCESS TECHNOLOGY SOCIEDAD LIMITADA Administrador Único 2014-10-17 5,5 años
ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA Consejero 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA Presidente 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA Consejero Delegado 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA Administrador Único 2015-04-29 5 años

Cargos del empresario PLATERO VERA JESUS ANTONIO

Datos publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de SEVILLA
Cargo Empresa Nombramiento Cese Duración
Administrador Único ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2017-12-27 2,3 años
Administrador Único ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA 2015-04-29 5 años
Administrador Único ALTERNA PROCESS TECHNOLOGY SOCIEDAD LIMITADA 2014-10-17 5,5 años
Administrador Único ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2014-06-12 2015-05-06 10 meses
Administrador Único ALTERNA CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO SOCIEDAD LIMITADA 2011-09-20 8,6 años
Consejero Delegado ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
Consejero Delegado ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
Consejero ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
Consejero ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
Presidente ALTERNA SOLUTIONS SOCIEDAD LIMITADA 2011-09-16 2015-04-29 3,6 años
Presidente ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2015-05-06 2017-12-27 2,6 años
Socio Único ALTERNA BUSINESS SOLUTIONS GROUP, SOCIEDAD LIMITADA 2014-06-12 5,9 años
(Fuente: OPENTENEA)

 

ALSEA/ZENA despide temporalmente a sus 22.000 trabajadores con el apoyo de UGT y CCOO. ¡Necesitamos levantar una alternativa!

ALSEA/ZENA despide temporalmente a sus 22.000 trabajadores con el apoyo de UGT y CCOO. ¡Necesitamos levantar una alternativa!

ALSEA/ZENA es el grupo de hostelería más grande del Estado Español, un gigant empresarial que cuenta con marcas como Domino ́s Pizza, Burger King, Vips o Starbucks.
En el año 2018 registró más de 800 millones de facturación, de los cuales más de 100 fueron de beneficio neto. Una fortuna que se ha levantado sobre el peso de la precariedad que hemos sufrido los trabajadores, cobrando salarios de miseria, con los que apenas llegamos a final de mes.
Esta precariedad se ha agravado a raíz de la epidemia desatada por el COVID-19. La empresa no se ha preocupado lo más mínimo por nuestra salud ni por la de los clientes, sólo de seguir ganando dinero. Hemos tenido que trabajar completamente expuestos al virus, sin ningún tipo de protocolo ni de medida de prevención que evitara poner en riesgo nuestra salud. No se nos han proporcionado ni mascarillas, ni guantes específicos ni gel desinfectante. Ahora, que han tenido que cesar la actividad por imperativo legal,
pretenden aplicarnos un ERTE que nos deje cobrando el 70% de nuestra base de cotización durante, al menos, 2 meses (siendo optimistas). Pero esto ni siquiera refleja lo
que realmente percibe un trabajador, ya que una parte importante de la retribución de sus asalariados depende las llamadas “horas complementarias”. En concreto, estamos hablando de un escenario en el que trabajadores y trabajadoras, muchos de los cuales estamos a cargo de hogares y familias, tendremos que sobrevivir con salarios de 200, 300
o 400 euros. ¡Es completamente intolerable!

Los 3 grandes sindicatos del grupo (FETICO, CCOO y UGT) no han dudado en aprobar los planes de la empresa, dejándonos completamente indefensos ante la patronal. Por esta razón, un sector de trabajadoras y trabajadores de las distintas empresas que componen el grupo ALSEA /ZENA hemos decidido organizarnos y luchar unidos. Vamos a exigir que se garantice el pago del 100% de nuestro salario real mientras dure esta situación excepcional. Por eso exigimos que las prestaciones recibidas sean en función de lo percibido en promedio en los últimos tres meses, de esta manera se tendrá en cuenta la parte del salrio que la empresa nos paga en horas complementarias. También reclamamos la reincorporación de los 22.000 empleados a sus puestos de trabajo tras el
fin del Estado de alarma. Hacemos especial hincapié en nuestros compañeros cuyos contratos temporales se extinguen en este periodo de cuarentena, ¡no vamos a aceptar ni
un solo despido ni ningún recorte en nuestros derechos laborales!
Para lograr que este gigante empresarial nos escuche y respete nuestros derechos, esfundamental el apoyo de los sindicatos y organizaciones sociales que verdaderamente están luchando por defender nuestros derechos. Sería de gran ayuda que se enviase masivamente esta carta a todos los afiliados y afiliadas de vuestros sindicatos así como su difusión a través de las Redes Sociales.
Solo la unidad y la solidaridad de las y los trabajadores pueden tumbar los planes de los grandes empresarios. El sector servicios es el que más duramente va a sufrir las consecuencias de esta crisis. Ahora más que nunca necesitamos unirnos y luchar por implementar un plan de acción que garantice nuestros empleos en unas condiciones dignas tras la crisis.

Si quieres participar y firmar el manifiesto y crear una opción unitaria por el empleo de calidad y la defensa de nuestros derechos en ALSEA/ZENNA, ponte en contacto con el Sector de Hostelería y Turismo del SAT de Granada y, junto con el resto de compañeros, nos pondremos “manos a la lucha”.

Desde el Sector de Hostelería del SAT sabemos lo que es hacer que este grupo empresarial tenga que aceptar los derechos de los trabajadores y hacer que estos grupos empresariales no abusen de nosotros/as.

Por un sondicalismo alternativo, andaluz, unitario, ¡Organízate y lucha!

Carta de Alsea En Lucha

Hostelería: el robo generalizado.
bANNER hOSTELERO(1)(1)
Este lunes 30 de marzo, entre las 12:00 horas y las 14 horas, ciber-protesta contra el fraude legalizado y continuado en la hostelería.
 
#HosteleríaEnLucha                                 #BastadeAbusos                                              #NoFraudeHostelería
Ayer denunciábamos los contratos fraudulentos los salarios miserables, las horas sin cobrar…
Hoy los despidos irregulares, los ERTEs, las vacaciones forzadas…
Porque hoy como ayer, ¡los/las trabajadoras somos víctimas de los robos legalizados que
continúan!

30 de marzo ¡ Ciber Acción contra el fraude en la Hostelería!

30 de marzo ¡ Ciber Acción contra el fraude en la Hostelería!
- ERtes.- vacaciones forzosas - despidos -trabajo en negro(1)(1)

Este lunes 30 de marzo, entre las 12:00 horas y las 14 horas, ciber-protesta contra el fraude legalizado y continuado en la hostelería.

Por TWITTER, Facebook. compartierndo nuestras publicaciones por redes o desde nuestro blog, con tus propias publicaciones, con los hashtags siguientes:
 
#HosteleríaEnLucha 
#NoFraudeHostelería
#BastadeAbusos
Ayúdanos a que nuestra protesta y nuestro grito se escuche alto y claro.
EMPRESARIOS DREFAUDADORES(2)(1)

 
¡Súmate este lunes 30 de marzo entre las 12:00 y las 14’00 horas a la ciber protesta!
¡Por el fin de la explotación, de la precariedad y del fraude continuado en la hostelería!
 

Reparto de comida a domicilio. Con todos los derechos.

Reparto de comida a domicilio.  Con todos los derechos.

¡tenemoos derechos!

El futuro del trabajo en las grandes plataformas de reparto de comida a domicilio, como son Deliveroo o Glovo , se va clarificando. Hasta hace unos meses, los repartidores no pertenecían a ningún sector concreto dentro de la catalogación de convenios colectivos, pero desde  hace un tiempo ya no estarán más en el ‘limbo legal’. La Dirección General de Trabajo publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) que estos trabajadores pasan a incorporarse al Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería (ALEH). Esto es, tendrán que respetar el convenio de hostelería estatal, que ha sido renovado hasta diciembre de 2020.

El Convenio Estatal (ALEH)  contempla que los trabajadores de reparto de comida a domicilio son todos aquellos que realicen su trabajo “a pie o en cualquier tipo de vehículo” que no precise autorización administrativa establecida por la normativa de transporte, como prestación de servicio propio del establecimiento o por encargo de otra empresa, incluidas las plataformas digitales o a través de las mismas”.

De ese modo, del el Sector de Hostelería del SAT destacamos que los repartidores abandonan “el limbo legal” en el que se encontraban y pasan a ser considerados personal laboral del sector de hostelería. El sindicato señala que va a trabajar para que su categoría profesional, su salario y sus funciones sean regulados según los convenios provinciales que les correspondan e informa a los trabajadores y trabajadoras que pueden reclamar su relación laboral con la empresa que los ocupa.

Concretamente, en Granada y a resultas de una denuncia del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT) la Inspección de Trabajo concluyó que “riders” y repartidores de comida a domicilio son trabajadores por cuenta ajena, estos es: trabajadores que no son autónomos y que prestan servicios para una empresa.

Y, mientras denunciamos y nos regulan como trabajadores por cuenta ajena ¿quién se ocupa de nuestras bajas?

La incapacidad temporal (IT) se puede definir, según la Seguridad Social, como un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador está imposibilitado temporalmente para trabajar y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social. Esta incapacidad puede tener causa en una enfermedad común o un accidente no laboral, en el que se tendrá derecho al subsidio desde el 4º día de la baja. En el caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, el trabajador tendrá derecho al subsidio por IT desde el siguiente día al de la baja.

¡tenemoos derechos!(2)

Cobertura

Pero en la “economía colaborativa” (falsos autónomos como hay ahora muchos trabajadores en el reparto a domicilio), ¿quién se encarga de cubrir esta baja, las mutuas o la Seguridad Social?  Desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 28/2018, de 28 de diciembre, resulta obligatorio tener cubierta la incapacidad temporal por accidente laboral de los trabajadores que prestan servicios por cuenta propia, que deberán contratar con una mutua de accidentes de trabajo. Así, “el repartidor accidentado deberá acudir a la mutua de accidentes, quien otorgará la baja, y se hará cargo de las prestaciones económicas que se devenguen en favor del trabajador, así como de los gastos médicos pertinentes”. No obstante, algunas de estas empresas, como Deliveroo, ofrecen un seguro de accidentes a sus trabajadores -considerados autónomos-, por el que, ante una incapacidad temporal, el seguro se haría cargo del 75% del ingreso bruto del empleado -hasta 30 días y con un límite diario de 50 euros- y hasta un máximo de 7.500 euros en gastos médicos.

Laboralidad

En los casos en los que en un accidente interviene un repartidor cuya relación con la compañía es reconocida por la Seguridad Social como laboral, aunque la propia empresa tuviera suscrito un seguro de responsabilidad civil que cubriera los daños causados por sus trabajadores, la aseguradora quedaría eximida del pago de indemnización alguna, toda vez que la póliza no tendría incluida al trabajador accidentado.

Además, las prestaciones a cuyo derecho devengara el trabajador accidentado no serían cubiertas por la mutua contratada por el propio empleado autónomo, sino que lo serían íntegramente por la empresa contratante de los servicios del repartidor.

Por otra parte, Ana Ercoreca, presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, señala que desde la Dirección General del Organismo Estatal de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se realizan y se impulsan las actuaciones en ese tipo de empresas, vía denuncia y también con unidades específicas para controlar la laboralidad de la relación entre los repartidores y estas plataformas. Para la Administración, estos trabajadores, entre otros aspectos, no pueden fijar los precios ni tampoco los horarios para realizar el trabajo, lo que demuestra que existe una verdadera relación laboral entre empresa y autónomo, siendo anecdótico que la bicicleta sea propiedad del trabajador.

Así, en caso de accidente de un rider, si se demuestra que concurren los requisitos de laboralidad, en palabras de Ercoreca, “desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), ya sea de oficio o por denuncia, abriríamos expediente y levantaríamos acta de infracción por falta de alta”.

Organízate y lucha por tus derechos.

Desde el Sector Nacional  de Hostelería y Turismo del SAT te ofrecemos la posibilidad de que te afilies al sindicato y luches por el reconocimiento de tus condiciones laborales como trabajadores que dependen de una empresa que es la que debe pagar tu Seguridad Social, hacerte un contrato de Trabajo y reconocer todas las ventajas laborales que te reconocen el convenio colectivo y la legislación laboral.

Llegó el momento de dejar de ser un falso autónomo y de cotizar para tu pensión futura, para poder cobrar el desempleo (en caso que sea necesario) y para tener unos ingresos dignos que no dependan de los repartos que hagas diariamente o de la manipulación que haga tu empresa de la App.

glovo y deliverrr
Es hora de que luches para que te reconozcan tus derechos.